Opel no cerrará Figueruelas

Opel ha decidido no cerrar ninguna planta dentro de su plan Olympia, aunque sí habrá reducciones de plantilla, que, esperan, no serán traumáticas y se llevarán a cabo a través de prejubilaciones.

Opel no cerrará Figueruelas
Opel no cerrará Figueruelas

Las conversaciones entre Opel Europa y los sindicatos han dado su primer fruto. La dirección de la empresa automovilística ha asegurado que no cerrará ninguna planta en el Viejo Continente, aunque, eso sí, habrá reducciones de personal.

Hace menos de una semana que Opel anunció que se iban a adoptar las medidas contenidas en su plan Olympia. Dicho plan consistía en reducir la producción un 15 por ciento, con el fin de conseguir nuevamente beneficios a partir de 2003.

Puesto que la reducción estaba fijada en unas 350.000 unidades, en principio se barajó la posibilidad de cerrar alguna planta que produjera esta cantidad. En el punto de mira estaban tres factorías: la de Figueruelas en Zaragoza, la de Amberes (Bélgica) y la Bochum (Alemania). La planta aragonesa, con 8.727 empleados, está entre las más productivas de Europa. Recientemente Opel dedicó una inversión de 39.000 millones de pesetas a esta factoría para fabricar en ella el Corsa, modelo que no ha logrado la aceptación comercial esperada.

Ahora, Opel ha acordado con los representantes de los comités de empresa de sus 11 factorías europeas que los ajustes de plantilla serán compatibles con los intereses de los trabajadores: prejubilaciones o programas de indemnización, entre otros modos. En Figueruelas se prejubilarán unos 500 asalariados.

Según Fernando Bolea, miembro del comité de empresa de la planta española de Figueruelas, el plan Olympia tendrá poco impacto en la factoría española. Aunque, según Bolea, "la planta está acusando ahora los efectos de la caída mundial de la venta de automóviles", a partir de 2003 se recuperará, cuando comience la producción del nuevo modelo Monocab.

Durante el pasado ejercicio Opel, filial de General Motors, perdió unos 500 millones de euros. Para este ejercicio prevé también pérdidas, aunque no han especificado en qué cuantía.

El gobierno de Aragón, satisfecho
Para el consejero de Economía y Empleo de Aragón, Eduardo Bandrés, esta noticia es "buena para todos", aunque declaró que ellos estaban tranquilos, porque confiaban en que Opel no cerraría la planta de Figueruelas.
Según Bandrés, esta factoría "tiene un largo recorrido y un futuro bastante prometedor". En cuanto a los ajustes de plantilla que ha previsto Opel Europa, los considera normales, dada la caída en las ventas que está sufriendo el sector en el continente.