Opel lastra los resultados de General Motors

General Motors puede darse con un canto en los dientes: es la única de las "tres grandes" de Detroit que ha obtenido beneficios en el primer trimestre. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que los resultados fueron un 3,8 por ciento peores que el año anterior, en gran medida por la situación de su filial europea Opel.

General Motors (GM) ha cerrado el primer trimestre del año con un beneficio neto de 228 millones de dólares (258,24 millones de euros ó 42.968 millones de pesetas). Este resultado, a pesar de que es un 3,8 por ciento peor que el obtenido el año pasado, hay que agradecérselo a las fuertes ventas en los Estados Unidos y al recorte de gastos llevado a cabo en este mercado.

El principal responsable de que los beneficios no hayan sido mayores ha sido la situación de la filial europea de GM, Opel, que ha tenido unas pérdidas de 125 millones de dólares (141,58 millones de euros o 23.557 millones de pesetas), un 43 por ciento más.

General Motors ha contabilizado en estos resultados el cargo que dedica al programa de reestructuración que está desarrollando en Opel. Así, 462,5 millones de euros (76.954 millones de pesetas) se han destinado principalmente a la mejora de la competitividad de sus operaciones en el Viejo Continente. "Tenemos que afrontar más retos, especialmente en Europa, pero estamos emprendiendo acciones para ganar cuota de mercado y mejorar la situación financiera", en estos términos se expresaba el consejero delegado de GM, Rick Wagoner.

Volviendo a los números de GM, la automovilística norteamericana ha aumentado su facturación en un 8,6 por ciento hasta los 53.250 millones de euros (8,8 billones de pesetas). Además, el consorcio ha revisado al alza su previsión de ganancia para todo el año y prevé un beneficio por acción de 5 dólares (5,66 euros, 942 pesetas) frente a los 3,5 (3,96 euros, 659 pesetas) que anunció en febrero. Esta cifra llegará hasta los 10 dólares (11,32 euros, 1.883 pesetas) por acción en 2005, según ha indicado el director financiero de la compañía, John Divine.

Los mercados han sabido valorar estos resultados, haciendo que las acciones de la compañía subieran un 4,3 por ciento en Bolsa. El hecho de que sea la única de las tres grandes marcas de Detroit que ha anunciado ganancias, a pesar de que hayan sido menores que en 2001, ha provocado la buena acogida de los mercados bursátiles.