Opel inicia la producción del nuevo Corsa en Zaragoza

La planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) acoge desde anoche la producción del nuevo Opel Corsa, el 4.300. Para ello, ha reacomodado sus líneas productivas y ha detenido temporalmente el montaje del Tigra, que también se produce allí

Desde anoche, los coches ya están listos para la venta. Durante los últimos 20 días, más de 3.000 operarios se han afanado en preparar la entrada del nuevo Corsa en las cadenas de montaje. A lo largo de estas semanas, se ha renovado en profundidad la fábrica con un inversión de 120.000 millones de pesetas.
Los cambios más importantes han afectado al departamento de acabado final, donde la cadena ha sido desdoblada para reducir la velocidad de montaje de 95 a 60 coches por hora, unos 600 al día. El objetivo es lograr un mayor grado de automatización. Para ello, se duplica el número de robots que trabajan en la factoría. A final de año, y tras un desembolso de 66.554 millones, serán 1.000 los autómatas, aunque su proliferación, pactada con los sindicatos, no afectará al número de empleos, que se mantendrá en 9.000.
Con el desdoblado de las cadenas se podría producir más, pero Opel ha optado por la comodidad en el trabajo y la ergonomía. Así, fabricará algún coche menos, pero estarán mejor hechos. De todos modos, la cadencia aumentará progresivamente y en diciembre se montarán 2.000 unidades diarias.
Este Corsa, denominado internamente por Opel 4.300, viene a ocupar el lugar del 4.200, que se construye en Zaragoza desde hace siete años. Antes se fabricó la primera versión durante más de una década.
Con su inminente llegada, los trabajadores de Figueruelas aplazarán el montaje del Tigra, un vehículo "de nicho" que ya ha superado ampliamente sus expectativas de venta. Además, compartía plataforma con el anterior Corsa, con lo que no puede utilizar la del nuevo y da problemas en las líneas de montaje.
La mayor parte, un 87 por ciento, de los coches que se terminen en esta fábrica se destinarán a la exportación, principalmente a Italia, Reino Unido y Alemania. Son mercados donde las previsiones de ventas no son nada buenas, con lo que no parece que el modelo vaya a igualar en longevidad a sus antecesores.

Los mejores vídeos