Ola vandálica contra los parquímetros de Madrid

El pasado fin de semana 46 de los recién estrenados parquímetros de la capital quedaron fuera de servicio. El concejal de Movilidad, Sigfrido Herráez, ha destacado que "no hay un especial encono" contra estos elementos, aunque uno de ellos fue "incluso" cortado con un soplete.

¿Actos premeditados o simple vandalismo urbano? Madrid acaba de estrenar sus parquímetros y cada fin de semana tiene que retirar decenas fuera de servicio. La empresa concesionaria es la encargada de su reparación y también posee vigilantes para supervisarlos. Sin embargo, en algunas zonas, como los paseos de Moret o de Rosales, los sabotajes se repiten. El pasado fin de semana un parquímetro llegó a ser cortado con un soplete y otro, destrozado a martillazos. Pero Sigfrido Herráez sostiene que "no hay un especial encono" contra estos elementos, "sino que, desgraciadamente, se ven afectados en la misma medida que el resto del mobiliario urbano". Por otra parte, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha denunciado que estos aparatos no dan cambio, una situación "lamentable", según han argumentado.

Para el director general de esta Organización, José María Mújica, "es inaceptable que, con las técnicas actuales, el Ayuntamiento practique el redondeo de una manera tan abusiva".