Ofensiva parlamentaria contra los accidentes

El día de ayer pasará a la historia de la seguridad vial en España. Por primera vez en la historia parlamentaria, la nueva Comisión de Seguridad Vial hace notar su importancia y da un golpe de efecto que emplaza al Gobierno a tomar medidas ineludibles en materia de seguridad vial. Hasta ocho proposiciones no de ley se aprobaron ayer en el Congreso de los Diputados.

Tal y como avanzábamos ayer mismo, la Comisión de Seguridad Vial y Prevención de Accidentes de Tráfico ha lanzado un órdago ineludible al Gobierno. Las ocho proposiciones no de ley abarcan varios ámbitos, todos ellos clave para mejorar la seguridad en nuestras vías, y han sido aprobadas por todos los grupos políticos.

La más importante de las proposiciones insta al Gobierno a poner en marcha cuanto antes el carné por puntos, y, además, a hacerlo con el máximo consenso parlamentario. Como se sabe, la idea es que el nuevo permiso esté en vigor antes del próximo verano, aunque en los corrillos parlamentarios se piensa más en el otoño de 2005 como fecha probable.

Otra de las proposiciones aboga por eliminar definitivamente los guardarraíles metálicos a lo largo de 2005. Los partidos políticos representados en las Cortes quieren que estos “quitamiedos" sean sustituidos por otros que estén confeccionados con materiales menos agresivos. En principio, se está a la espera de una norma técnica que desarrolla la Unión Europea sobre esta materia y, posiblemente, se baraje la posibilidad de utilizar los neumáticos usados para recubrir los guardarraíles. Una idea muy importante formulada por los parlamentarios tiene que ver con las sillitas infantiles y otros elementos de retención. Se pide al Gobierno que se elimine o rebaje el IVA que pagan estos equipos, a fin de facilitar su compra.Otra propuesta del PSOE, que pretende instalar un sistema automatizado de control del tráfico mediante radares, también obtuvo la unanimidad. El diputado Victorino Mayoral explicó que el emplazamiento de estos dispositivos debe anunciarse. El importe de las sanciones, además, tendría que ser destinado a la mejora de la seguridad vial.

A iniciativa del PP y del PSOE, se pide al Gobierno que dé instrucciones a las autoridades competentes, con el fin de que se determinen las responsabilidades en los incidentes ocasionados poranimales. Además, deben adoptarse actuaciones que reduzcan este tipo de siniestros. El diputado popular Teófilo de Luis Rodríguez ha recordado que, cada año, se producen 5.000 accidentes de esta clase. Así, es necesario “extremar el celo" a la hora de averiguar las causas reales y los responsables de estos siniestros. El diputado de Convergencia i Unió Jordi Jané es el presidente de la Comisión de Seguridad Vial, creada con esta legislatura. Jané, entusiasta de la seguridad en las carreteras, es el verdadero alma de este órgano parlamentario y, como tal, su principal portavoz. Ayer, tras los intensos momentos vividos por la mañana en las Cortes, Jané acudió a la clausura del VI Forum de Seguridad Vial del Comisariado Europeo del Automóvil.
En esta reunión, Jané hizo una llamada a la sociedad: “no al factor rutina". El diputado catalán cree que la rutina, el hastío que produce la repetición de las noticias sobre accidentes es un verdadero peligro, porque insensibiliza a los ciudadanos.Tirando de datos, Jané recuerda que el año pasado murieron en España 5.399 personas en accidentes de tráfico. En total, hubo 99.000 siniestros, que dieron lugar a 150.000 afectados, de los cuales, además de los muertos, hubo 26.000 heridos graves o muy graves. Esto quiere decir que cada hora se producen 18 nuevos afectados por accidentes de circulación. Como muy bien señala Jané, si en lugar de ser de tráfico, estos incidentes fueran de ascensor, todo el mundo iría por las escaleras...

Con este panorama, Jané no puede por menos que defender la necesidad de que exista la comisión que preside. Pero es más, en su cartera de proyectos está la idea de dotar de capacidad legislativa a la comisión. Más adelante, “cuando el momento sea el oportuno", Jané pretende que el Gobierno cree una Secretaría de Estado de Seguridad Vial, un órgano nuevo que “debe ser transversal, afectar a todos los ministerios implicados y, además, tener un presupuesto suficiente para ejecutar las medidas que se aprueben". En este sentido, recuerda el diputado que la seguridad vial no es sólo un asunto del Ministerio de Interior, sino que debe implicar también a Fomento, Industria, Sanidad, Educación, Justicia y Administraciones Públicas. De una Secretaría de Estado de este tipo debería depender la futura implantación del carné por puntos, “la gran apuesta ". Jané cree que, para que triunfe el proyecto del nuevo carné (ahora en fase de enmiendas en el Congreso) es necesaria la implicación de todos los partidos políticos y de toda la sociedad civil, de forma que se “apruebe por unanimidad y con el mayor consenso social posible". Esta tarea es complicada, por lo que apela al sentido de la responsabilidad y a que no se frivolice con el carné por puntos. Para esto, el diputado catalán asegura que su grupo político va a trabajar para que todos los partidos se pongan de acuerdo a la hora de realizar una redacción clara y unívoca del reglamento, de forma que no se den ambigüedades en su aplicación, que todo el mundo sepa con seguridad qué cosas harán perder puntos.Jané se refirió también al espinoso asunto de la reeducación, los cursos de reciclaje que deberán superar las personas que pierdan el carné. A fin de que esos cursillos no sean una pantomima, Jordi Jané sugiere que los certificados no sean firmados sólo por las autoescuelas que los imparten, sino también por todos los alumnos asistenttes. Así, se pretende luchar contra los “escaqueos" y otras pillerías.

Por último, Convergencia i Unió quiere hacerse eco de una propuesta del CEA para premiar a los buenos conductores. Entre las sugerencias de enmiendas al carné por puntos que el CEA va a enviar al Congreso se incluye una que propone dar más puntos a los que conduzcan bien: una bonificación cada cinco años sin multas. El director general de Tráfico, Pere Navarro, explicó ayer en La Coruña que ha dado instrucciones a la Guardia Civil de Tráfico para que sus agentes exijan de forma automática la documentación del seguro del coche y de la ITV cada vez que se produce un accidente.