Objetivo, cerrar al tráfico en la madrileña Casa de Campo

La madrileña Casa de Campo es una de las principales zonas de prostitución al aire libre de toda Europa, pero también el "pulmón verde" de la capital; soporta al día el paso de más de 65.000 coches, un tráfico que podría verse reducido e, incluso, eliminado en breve.

Todos coinciden: hay que "recuperar" la Casa de Campo, uno de los lugares más emblemáticos de Madrid que se ha convertido en el mayor centro de prostitución al aire libre de toda Europa, una actividad que, además de levantar las quejas de los vecinos, ha provocado un aumento considerable del tráfico de la zona.

En la actualidad, cruzan esta área considerada el "pulmón" de la ciudad más de 65.000 coches, una cantidad que los fines de semana llega a dispararse hasta los 75.000 vehículos.

Aunque el objetivo es claro, el procedimiento para conseguirlo no es sencillo y ha provocado las desavenencias entre la oposición y el Ayuntamiento de la ciudad en más de una ocasión. El próximo 22 de septiembre se celebra el Día Sin Coches, un evento programado a nivel europeo, que cortará el paso de coches particulares durante unas horas (todavía no se ha determinado cuáles), una medida que muchos pretenden que se convierta en permanente.

"En el peor momento de su historia"
La situación no es nueva, pero los socialistas argumentan que ahora se encuentra "en el peor momento de su historia" y critican al Ayuntamiento madrileño y concretamente a María Tardón, concejala de policía, de desinterés.

Por su parte, el consistorio les devuelve la pelota y asegura que ellos llevan buscando medidas desde hace años. Los portavoces del Ayuntamiento comentan que una vez se preparó una reunión para debatir la implantación de un tren eléctrico para la zona y no se presentó nadie a la misma.

Precisamente, una de las propuestas que acaban de presentar los socialistas se basa en potenciar el transporte público en esta área. La oposición también quiere que se corte el tráfico privado durante las 24 horas del día (a excepción de los accesos al lago, al Zoo, a los recintos feriales y al Parque de Atracciones) y que se creen cinco aparcamientos disuasorios alrededor de las principales zonas de ocio.

Para el consistorio ninguna de estas propuestas es nueva y ya se llevan estudiando durante mucho tiempo. En la actualidad, dos tercios de la Casa de Campo ya están cerrados al tráfico y el Ayuntamiento estudia prohibir el paso de coches durante determinadas horas, sobre todo de los vehículos de paso, e implantar medios de transporte público no contaminantes que crucen el parque.

El próximo 22 de septiembre el "Día Sin Coche" dará un respiro al pulmón verde de la ciudad.