Nuevo presidente para Saab Europa

No es un despido. Se trata de “una decisión personal" del actual presidente de Saab Europa, Peter Augustsson, que abandona tras una larga reflexión que llega “en el momento adecuado".

A partir del próximo 1 de abril tomará posesión del cargo de presidente de Saab, uno de los consejeros delegados de General Motors en Europa, Carl-Peter Foster. Augustsson es hasta ahora director ejecutivo de Saab y este cargo será ocupado por Jan-Aake Jonson (en la imagen de un poco más abajo), que era director ejecutivo de GM en los países nórdicos.

El presidente de GM Europa, Fritz Henderson, ha agradecido la dedicación de Augustsson durante los seis años que ha trabajado en la compañía sueca.

Los sindicatos de Saab están satisfechos con la decisión de General Motors. De hecho, han declarado que la salida de Augustsson es “lógica" y “natural", tras los problemas económicos por los que ha pasado la compañía durante los últimos tiempos y tras la decisión de la casa matriz de construir los Saab en las plantas alemanas del grupo automovilístico.
General Motors ha hecho todo lo posible para que Saab levante el vuelo, ya que, desde que adquirió la totalidad de las acciones, en 2000, no ha registrado beneficios. Dos años después de la compra, GM puso en marcha el plan Viggen, -a imagen y semejanza del proyecto Olympia- que contemplaba la reducción de plantilla y que no obtuvo demasiado éxito. La consultora Bloomberg cree que General Motors podría caer dentro del denominado “bono basura", es decir, que el valor de sus acciones podría caer por debajo de la inversión por el alto riesgo que plantean. Los inversores del grupo, de hecho, ya consideran que han llegado a este punto.