Nuevo plan de reciclaje para vehículos en España

Durante el Consejo de Ministros se ha hecho pública la aprobación de una medida para facilitar el reciclaje de vehículos fuera de uso en España. Se aprueba así un plan nacional para el control de vehículos fuera de uso (VFU) y la gestión medioambiental de sus componentes.

Este plan tiene un presupuesto de 43.746 millones de pesetas y afectará a cerca de un millón de vehículos en nuestro país hasta el próximo año 2006.

El desarrollo de este plan entre 2001 y 2006 incluye medidas para la descontaminación (separación y reciclado independiente de los componentes que tienen la condición de residuos peligrosos) la reutilización y el reciclaje de los materiales. El documento, que ha sido aprobado a propuesta del Ministerio de Medio Ambiente, establece la creación de una red de Centros Autorizados de Recepción y Descontaminación (CARD). En este lugar se depositarán los vehículos fuera de uso.

Según el documento, los fabricantes, vendedores, distribuidores y aseguradoras "deberán asumir la obligación de recuperar y valorar los vehículos fuera de uso, de forma que el coste para el propietario final sea nulo". Esta medida ha sido discutida en multitud de ocasiones por la industria automovilística, que, en algunos casos, se negaba a tener que hacer frente a los gastos íntegros de este reciclaje.

Tal y como ha informado el Ministerio de Medio Ambiente, el parque automovilístico español es muy viejo, ya que, por ejemplo, el 40 por ciento de los vehículos que circulan por nuestras carreteras tienen más de 10 años.

En la actualidad, casi un 75 por ciento de cada vehículo se puede reciclar. No obstante, como existen instalaciones ilegales de achatarramiento de vehículo, se calcula que no se llega a reciclar de manera satisfactoria este porcentaje. Según estimaciones del Ministerio de Medio Ambiente, hay unas 3.500 instalaciones que no realizan la conveniente separación y reciclado de los residuos peligrosos. Cuando llegue el final de este programa, en 2006, se espera que al menos el 80 por ciento del vehículo fuera de uso pueda ser covenientemente reciclado.

El plan incluye, además, la realización de estadísticas a partir de las acciones de reciclado. Estos datos serán incluidos en un futuro inventario de residuos que publicará este Ministerio.

Una vez que se ha aprobado este plan el Ministerio de Medio Ambiente debe desarrollar un reglamento que regule las exigencias de los CARD. También deberá crear una red de unos 1.085 centros autorizados en las diferentes comunidades autónomas. Dichos centros serán remodelaciones de los actuales lugares de achatarramiento de vehículos que deberán adaptarse a nuevos requisitos ambientales. Los locales que no se adapten serán clausurados.