Nuevo permiso de circulación antifalsificadores

A partir del 18 de noviembre, todos aquellos que compren un coche recibirán un nuevo permiso de circulación para el vehículo. La DGT asegura que se trata de un documento que nos acercará al resto de Europa y que será difícilmente falsificable.

El BOE ya publica la fecha de su implantación: el 18 de noviembre de 2005. Todos los automóviles que se matriculen a partir de entonces deberán llevarlo. También lo recibiremos si compramos un vehículo de segunda mano, rematriculamos el coche o si nos cambiamos de domicilio. El resto de usuarios pueden estar tranquilos: no tienen que canjear sus antiguos permisos y no deben pagar nada para conseguirlo. Este documento será el mismo para turismos, ciclomotores y vehículos agrícolas y no llevarlo se seguirá multando con 12 euros. Cada país de la Unión Europea puede elegir el formato: papel o tarjeta inteligente. España ha optado por un documento de cuatro páginas en papel verde. Aseguran que se trata de un documento difícilmente falsificable: marcas de agua, fibrillas fluorescentes, estampaciones y otras medidas impedirán el fraude. Otra novedad es que se amplían los datos del permiso de circulación. Ahora recogerá la fecha de la primera matriculación, la marca, el modelo, la denominación comercial, el servicio que se identifica, así como la carga máxima o el número de ocupantes que puede llevar (entre otras informaciones). El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, nos ha asegurado que el nuevo permiso supone un "avance enorme", ya que facilitará la conducción entre los estados miembros: no sólo agilizará los trámites a los conductores ("será igual cambiarse de domicilio de Madrid a Sevilla, que de España a Alemania"), sino que ayudará a los agentes de policía.
Según nos explica, "ahora los agentes no pueden saber si una persona puede llevar con su permiso determinado coche". El nuevo permiso sí lo dejará claro.
Además, será también obligatorio para los ciclomotores. El actual permiso lleva vigente desde 1971, momento en el que el cartón gris llegó a nuestros coches y erradícó el anterior permiso marrón. Entonces, según explica Mario Arnaldo, el cambio fue más engorroso.
"Todos los vehículos tuvieron que canjearlo, porque también se aprovechó para rematricular todos los coches e introducir las matrículas troqueladas", asegura.