Nuevo ensayo de Toyota con la célula de combustible

Toyota ha presentado en los Estados Unidos una versión de su todo terreno Highlander alimentada por una célula de combustible de hidrógeno.

Nuevo ensayo de Toyota con la célula de combustible
Nuevo ensayo de Toyota con la célula de combustible

La compañía japonesa ha anunciado que esta variante de su todo terreno puede lograr una velocidad máxima de 95 millas por hora (152 km/h) y una autonomía máxima de 155 millas (248 km).

Toyota ha hecho público que está efectuando una serie de pruebas con este modelo, denominado FCVH-4, en las carreteras japonesas y estadounidenses.

La producción de este vehículo será limitada y uno de los responsables del desarrollo de nuevas tecnologías de Toyota, el ingeniero Norihiko Nakamura, ha indicado que deberán pasar al menos 10 años para que cualquier fabricante pueda acometer la producción en masa de automóviles dotados con esta tecnología. Por ahora, solo se ven ejercicios estilísticos como éste de Toyota o de otras marcas, como General Motors, Ford o DaimlerChrysler.

Una célula de combustible crea electricidad gracias a la reacción que se produce por el contacto del hidrógeno y del oxígeno en el agua. Otro tipo de células usan como combustible gas natural o gasolina.

El principal obstáculo para la fabricación en serie de este tipo de automóviles es la escasa autonomía que poseen, lo que hace necesario que transporten un depósito de hidrógeno. Esto, sin embargo, acarrea una serie de riesgos en caso de producirse una colisión.