Nuevo capítulo del ''caso Firestone''

Hace ya más de un año que estalló el escándalo que relacionaba un modelo de neumáticos Firestone que montaban los Ford Explorer con una serie de accidentes con varias víctimas mortales. La medida que se tomó, retirada de las cubiertas aparentemente problemáticas, no parece ser suficiente, ya que la agencia norteamericana responsable de este tipo de cuestiones (NHTSA) mantiene investigaciones en torno a los productos de Firestone.

Tras el escándalo de los neumáticos Firestone montados en los Ford Explorer, que causó la retirada del mercado de 6,5 millones de los modelos de cubiertas que equipaban estos todo terrenos, un nuevo nubarrón parece ensombrecer el futuro de la marca fabricante de ruedas.

Según informaciones publicadas por el diario norteamericano USA Today, la NHTSA (Agencia Nacional para la Seguridad en el Transporte por Carretera, en Estados Unidos) ha vuelto a fijar sus miradas en Firestone, compañía filial de la japonesa Bridgestone.

A pesar de que hasta este viernes no se harán públicos los resultados de un test realizado por la agencia gubernamental norteamericana para comparar neumáticos de Firestone con los de otros fabricantes, parece muy probable que esta compañía se vea obligada a volver a realizar una nueva llamada a revisión de algunas de sus cubiertas.

Las informaciones publicadas por el diario estadounidense no aclaran el modelo de neumático cuya seguridad podría estar en cuestión.

Desde Firestone se ha dejado claro que hasta que el informe no se publique ellos no sabrán nada de esta futura posible llamada a revisión.

Los mejores vídeos