Nuevo atasco en Madrid debido al Bus-VAO

El Bus-VAO vivió ayer una nueva avería de un autobús, lo que volvió a provocar retenciones kilométricas en la entrada a Madrid desde la A-6 (carretera de La Coruña).

Un autobús interurbano se averió ayer en plena hora punta en el Bus-VAO de la carretera de La Coruña, a la altura del kilómetro 14. En este carril especial, que llega hasta Moncloa, las retenciones alcanzaron tres kilómetros, aunque la situación era peor en las vías adyacentes. La avería provocó que muchos coches evitaran la incorporación al Bus-VAO y siguieran por la A-6, lo que originó un atasco que, a las diez de la mañana, era de diez kilómetros.No es la primera vez que un problema en este carril complica la entrada a Madrid por la carretera de La Coruña, señala el diario “ABC". La vía es estrecha y la mayoría de los incidentes son protagonizados por autobuses, lo que impide el paso de los demás vehículos.La Asociación Gremial de Auto-taxi de Madrid, que representa a 10.500 de los 16.000 profesionales de la capital, se ha mostrado de acuerdo con la oferta lanzada por María Dolores Cospedal, consejera de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad. Si el resto de las organizaciones acepta la propuesta, se eliminará la persona jurídica y cada persona física podrá ser titular de hasta tres licencias, en lugar de seis.No será fácil llegar a un acuerdo: la Federación Profesional del Taxi ya ha mostrado su disconformidad con este plan, pues considera que aún podría ser posible la creación de flotas. Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad, acaba de inaugurar la variante de Soto del Real, la primera de las 12 que se construirán en los 2 próximos años. Este plan ha previsto una inversión de 101 millones de euros (la vía recién estrenada ha costado 13,9 millones) y, cuando finalicen las obras, habrá 58 nuevos kilómetros de carreteras.

La variante de Soto del Real, con nueve kilómetros y un tráfico estimado de 21.000 vehículos diarios, beneficia a los municipios de Manzanares del Real, Miraflores de la Sierra, Colmenar Viejo y Guadalix de la Sierra. Gracias a esta vía, se sacará el tráfico de la población, se eliminará el impacto acústico y se aumentará la seguridad vial: en el diseño de la carretera se han evitado las pendientes superiores al cinco por ciento. Además, se han empleado barreras antirreflectantes, que impiden que las luces de los vehículos molesten a los conductores.

La Consejería de Transportes abrirá, según lo previsto, otras cinco vías este año. La carretera M-201, desde la M-40 a Coslada, se duplicará; la variante de Colmenar será terminada y, a finales del verano, se finalizarán las glorietas de acceso a Chinchón y a la factoría de Construcciones Aeronáuticas (CASA) en Getafe. Asimismo, se inaugurará la vía ciclista que une Tres Cantos con Colmenar.