Nueva generación de baterías para híbridos

Un grupo de científicos británicos acaba de presentar un nuevo tipo de baterías eléctricas para coches híbridos que, según explican, reducirán “drásticamente" el consumo de gasolina de estos vehículos.

Nueva generación de baterías para híbridos
Nueva generación de baterías para híbridos

Las nuevas pilas se han construido según un formato revolucionario que se basa en un dispositivo denominado “swiss roll", una expresión equivalente a “brazo de gitano". Y es que la estructura interna de las pilas recuerda al popular postre que se elabora con varias capas enrolladas.

La disposición interna de los elementos de la pila también responde a ese “rollo", lo que permite aprovechar mejor la energía producida por las células eléctricas de la batería. En total, la nueva pila consta de cuatro módulos de 36 Voltios cada uno. Todos ellos van compuestos normalmente por 18 células redondas (lo normal es que sean cuadradas) de 2 Voltios, pero, en este caso, el secreto consiste en que han logrado introducir en cada módulo una célula más, con lo que llevan 19 células generadoras.
Esta célula de más permite que cada una de las demás células pueda ser recargada de forma continua, incluso con el coche parado. Para ello, una unidad de control desarrollada por la empresa Provector cuida constantemente de que la batería se mantenga cargada. Además, otro de los secretos es que, a pesar de utilizar un ácido como combustible, no hay líquidos libres dentro de la batería, puesto que todo el ácido es absorbido por una membrana separadora de fibra de vidrio. Como las células son redondas y están colocadas en la espiral del “swiss roll", la reabsorción es mucho más sencilla.Las nuevas baterías, denominadas RHOLAB (sigla inglesa de Fiable y altamente optimizada batería de ácido y plomo), son el resultado de tres años de trabajo llevado a cabo por un consorcio científico-industrial acogido al programa Foresight Vehicle, una iniciativa del Gobierno británico para impulsar este tipo de tecnologías limpias.
Sus creadores dicen que las pilas RHOLAB serán mucho más baratas que las actuales de niquel metalhidruro y, además, mucho más potentes, pues contarán siempre con carga eléctrica y, pro tanto, asumirán mejor las demandas de energía que hagan los motores. Así, se reducirá el consumo de combustible de forma muy notable.

En estos momentos, los responsables de este proyecto prueban sus pilas sobre la base de un Honda Insight, que ya ha recorrido más de 75.000 kilómetros. La última marca en lanzar al mercado un modelo híbrido ha sido Ford, que presentó ayer en Estados Unidos su Escape Hybrid, un modelo que ya vimos en el Salón de Detroit a principios de año.
El Escape, un todo terreno de grandes dimensiones, se pone a la venta ahora con un motor de gasolina de cuatro cilindros y otro eléctrico movido con la electricidad acumulada en unas baterías. El precio de venta es de 26.380 dólares.