Nueva batalla en la guerra de precios de Estados Unidos

En Estados Unidos hay golpes para vender coches. Ford y General Motors acaban de abrir un nuevo capítulo en la guerra de descuentos, incentivos y rebajas que se vive en aquel mercado desde el pasado mes de octubre. Descuentos de hasta 3.000 dólares protagonizan esta escalada comercial.

Para acabar con las existencias de coches en sus concesionarios, Ford ha decidido abrir otra vez el grifo de las rebajas. En estos momentos, ofrece hasta 3.000 dólares de descuento y financiación sin intereses para algunos de sus vehículos. En concreto, el Windstar y el Crown Victoria son los más afortunados. Otros, como el Escape, se conforman con 500 dólares de rebaja. Los Victoria y las Serie F tendrán créditos sin intereses a tres años.

En General Motors, la financiación sin intereses también vuelve a ponerse en marcha para ciertos modelos y en créditos a cinco años.

Como se recordará, esta guerra comercial se puso en marcha con la incertidumbre generada por el trágico 11 de septiembre. Preocupadas por la más que presumible caída de las ventas, las compañías se lanzaron a rebajar sus precios y fue General Motors la primera en golpear con la financiación libre de intereses.

Gracias a estas iniciativas, las ventas sobrevivieron a los atentados terroristas y no se hundieron. Chrysler y Toyota también han tomado parte en las campañas de descuentos, por lo que habrá que esperar a ver cómo reaccionan ante las últimas ofertas.