¿Nubarrones en el sector automovilístico español?

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha asegurado recientemente que se ciernen sobre el sector automovilístico español “nubarrones a medio plazo".

Hace tan sólo unas semanas, un representante del Ministerio de Industria aseguraba que los peligros de la deslocalización en el sector automovilístico de nuestro país no eran tan graves. La explicación que daba el director general de Desarrollo Industrial, Jesús Candil, se basaba en la evolución de nuestra industria hacia la tecnología punta, dejando atrás una fase de meros ensambladores de vehículos.

Pues bien, apenas un mes después, el máximo responsable del Ministerio de Industria, José Montilla, advierte de que sobre el sector español de la automoción se ciernen “nubarrones a medio plazo". ¿Por qué este cambio de la perspectiva? ¿Qué opina la industria de estas declaraciones?

Para Montilla, es importante que no nos resignemos a la actual situación y que hagamos ver a los trabajadores que las condiciones de flexibilidad son muy importantes para lograr una evolución en el sector. No sólo deben implicarse en esta labor los sindicatos, también la Administración. De hecho, los gobiernos central y regionales deberían facilitar infraestructuras que agilicen el mercado, apostar por la mejora de la productividad y por el impulso a la innovación y al desarrollo. Si las diferentes administraciones se “limitan a dejar que las cosas sigan como están", se vislumbrarán a corto plazo “nubarrones" en el sector, según José Montilla, ministro de Industria, Turismo y Comercio. De todas formas, Montilla no quiere provocar la alarma. De hecho, “el 2004 fue"-en sus palabras- "el segundo año mejor desde el punto de vista de fabricación y exportación de vehículos".

La ampliación de la Unión Europea es otro de los asuntos que hay que tener en cuenta, más que nada por los factores de incertidumbre que este asunto aporta a la situación: más fabricantes, más competencia, pero, también, más mercado. Pero algo tendrá que decir el sector en todo este asunto. Pues bien, para empezar a arreglar los problemas, la Federación Nacional de Asociaciones de Concesionarios (FACONAUTO) le ha pedido a la Administración que cree unas normas para regular las relaciones entre fabricantes y concesionarios.

En la actualidad hay tres fórmulas que los concesionarios pueden aplicar en sus relaciones con las marcas: franquicia, cesión mercantil y distribución autorizada. Así, los concesionarios denuncian que no hay normativa en esta materia y ello les provoca situaciones de indefensión por la posición dominante de las marcas.

Para tener un interlocutor lo más directo con el Gobierno, Faconauto ha decidido crear un Consejo Asesor, cuyo objetivo será impulsar y priorizar el plan de medidas que ya presentaron a la Administración el pasado ejercicio. Durante los tres primeros meses del año, el sector del alquiler a largo plazo en nuestro país ha registrado un aumento del 5,7 por ciento respecto al primer trimestre de 2004.
La flota de vehículos de renting en nuestro país asciende a 408.270 unidades. Las marcas que más coches han vendido para este fin han sido, por este orden, Renault, Peugeot y Opel. Los vehículos Diesel acaparan más del 85 por ciento de las ventas de este tipo de vehículos y son adquiridos, principalmente, por trabajadores de la industria química, el comercio al por mayor y la industria de alimentos y bebidas.