No habrá huelga de grúas en Semana Santa

En Semana Santa no habrá huelga de grúas. O, al menos, así lo ha defendido el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Asistencia en Carretera (ANEAC), Rafael Merino.

La huelga de grúas ya es general
La huelga de grúas ya es general

El máximo responsable de esta organización ha indicado que la mayor parte del sector ha decidido “dejar un margen" a las empresas aseguradoras para que concluyan las negociaciones sobre el incremento de las tarifas que éstas pagan a las compañías de asistencia en carretera. Merino ha admitido que durante estas semanas se han ido celebrando reuniones “no extraordinarias" en las que se ha acordado esperar a los meses de abril y mayo para retomar o descartar totalmente las medidas de presión tras asistir al fin de las negociaciones con las aseguradoras. Desde el pasado 28 de enero, cuando las grúas suspendieron el paro técnico que desarrollaban en varias comunidades autónomas desde el 21 de ese mismo mes para exigir un incremento en las tarifas que perciben de las aseguradoras, se ha barajado la Semana Santa como la fecha probable para la vuelta a los paros.El presidente de ANEAC ha pasado a analizar cómo evolucionan las negociaciones con las diferentes compañías aseguradoras. Algunas de ellas, como Europe Assistance, Racc, Asitur o Arag, han presentado subidas en torno al 25 por ciento, aunque las cifras varían mucho en función de los casos particulares de cada gruista. Estos incrementos, aunque importantes, todavía se encuentran muy alejados de las aspiraciones de las empresas de asistencia en carretera, que solicitan alzas de entre el 70 y el 80 por ciento. Otras compañías, como Pelayo o Allianz, han marcado unas tarifas que los gruistas consideran demasiado bajas y se han negado a negociarlas, ha afirmado Merino. La actitud que más preocupa a los gruistas es la de Mapfre. Según denuncia ANEAC, han existido “represalias" de esta aseguradora contra empresas de Zaragoza, Barcelona y Lorca, que han sido sustituidas por otro proveedores y se han quedado sin trabajo, como consecuencia del paro técnico del pasado mes de enero.Al mismo tiempo, y según estas mismas fuentes, Mapfre ha incluido nuevas cláusulas en los contratos que establecen descuentos en función de la facturación de las empresas de grúas, lo que en realidad anula los incrementos de las tarifas.La aseguradora, por su parte, ha negado las acusaciones y ha precisado que, como cada año, renueva los contratos con sus proveedores, unos 850, y “a día de hoy", el 90 por ciento ya ha firmado la renovación, siendo sus condiciones, en general, mejores que la media del sector.