Nissan usará la estructura de España para ser líder de vehículos comerciales

La estructura productiva española de Nissan será clave en la consecución del objetivo de convertirse en líder mundial en la producción de vehículos comerciales en el año 2016, informó hoy la filial de este fabricante automovilístico japonés.

En este reto, considera el crecimiento en el mercado europeo como clave, pues actualmente vende 50.000 unidades, la mayor parte fabricadas en sus plantas de Barcelona y Ávila y el objetivo es llegar a las 100.000 con una cuota de mercado del 5 %

Otro marco de referencia es que Nissan quiere que el 20 % de sus ventas totales en todo el mundo se concentren en este tipo de vehículos.

Aunque Nissan considera este objetivo mundial muy ambicioso cree en su cumplimiento, pues abordará en el periodo de transición perfilar la gama de comerciales más amplia del mercado con productos innovadores sin desdeñar las nuevas tecnologías de movilidad limpia como los coches eléctricos.

De cara a los usuarios pondrá el acento en vehículos de alta eficiencia con bajos costes de utilización y respuestas reales a las necesidades de los profesionales y sus negocios

La gama de productos a corto plazo se configura con los nuevos NV400, los furgones Primastar y Cabstar y el pick-up Navara, que cumplen con la normativa Euro 5.

Más adelante, el proceso pasa por una furgoneta eléctrica, que seguirá los conceptos motrices de la berlina Leaf y que puede ser adjudicada a la planta de Barcelona, ya que se trata de una variante del NV200, modelo que en propulsión convencional, ha sido elegido por el Ayuntamiento de Nueva York como taxi para los próximos años, aunque se producirá en la planta de la localidad mexicana de Cuernavaca.