Nissan sale a la calle para mostrar su Leaf a conductores latinos ecologistas

La automotriz japonesa Nissan hizo hoy una parada en Miami en su gira por Estados Unidos para mostrar el Leaf, el primer vehículo completamente eléctrico y dirigido al público en general que se comercializa en este país.

Nissan busca acercarse al mercado latino con su primer modelo cien por cien eléctrico, tal y como explicó su representante Victoria Negrete, quien aseguró que en la comunidad hispana está creciendo la conciencia ecológica, alcanzando los niveles del público anglosajón.

'Ahora con vehículos como el Leaf, que nos ayuda a cuidar el medio ambiente y también nuestra economía, se está creando un puente entre el lado práctico del latino con la conciencia ecológica', dijo a Efe la representante de Nissan.

El coste de la recarga de la batería del Leaf, con una autonomía de cien millas (160 kilómetros), ronda los tres dólares, lo que supone un coste cuatro veces menor que un automóvil convencional.

'Hay que tener en cuenta no sólo cuánto te cuesta el vehículo hoy, sino cuántos años vas a tenerlo y, a la larga, cuánto te va a costar, teniendo en cuenta el precio inicial, el mantenimiento y el coste de moverlo', dijo la representante de Nissan.

Consideró que los latinos son muy 'conscientes del presupuesto' mensual con el que cuentan en estos tiempos de crisis y de incertidumbre en el empleo y que es positivo que piensen a largo plazo.

Negrete aseguró que los hispanos suelen mantener su vehículo durante más tiempo, por lo que el mayor coste inicial del automóvil se amortiza con su uso y cuantos más kilómetros se utilice más rápido se recupera la inversión y mayor es el ahorro final.

El precio del vehículo eléctrico de Nissan Leaf, cuyo interior está fabricado con material reciclado, es de unos 27.500 dólares, una vez descontada la ayuda de 7.500 dólares del Gobierno federal, aunque hay estados como California y Georgia que dan una aportación adicional.

La marca nipona ha recibido ya más de 25.000 reservas del Leaf, de los que ya circulan por las calles del país cerca de 7.700 unidades.

Con un cargador rápido, la batería puede recargarse al 80 % de su capacidad en menos de 30 minutos, mientras en una toma de corriente doméstica de 240 voltios la carga completa tarda unas ocho horas.

Negrete explicó que en establecimientos de cadenas nacionales como Wallgreens, Best Buy, Wallmart o Ikea se han instalado puntos de recarga rápida de las baterías sin coste para lo usuarios.

Además, la batería del Leaf puede recuperar parte de la carga con la energía generada en la frenadas y las aceleraciones, ya que estas fases están asociadas a un sistema regenerativo de energía.