Nissan quiere vender un millón más de coches en 2005

Carlos Ghosn, el triunfante ejecutivo que se ha hecho cargo del reflotado de Nissan, acaba de presentar un plan de futuro que, de cumplirse, llevará a la compañía nipona a vender en 2005 un millón de coches más de los que vende actualmente.

Nissan quiere vender un millón más de coches en 2005
Nissan quiere vender un millón más de coches en 2005

El nuevo programa de Carlos Ghosn se llama "Nissan 180" y supone la continuación del Revival, el plan de saneamiento y reflote del empresa puesto en marcha en 2000. Ante los buenos resultados de aquel proyecto, Nissan apuesta por mantener vivo su espíritu y avanzar en el mismo sentido.

El protocolo "Nissan 180" debe garantizar el crecimiento sostenido de la compañía y "medir todas las oportunidades que ofrece el potencial de Nissan de forma que se impida el regreso a una situación de números rojos", apunta Carlos Ghosn.

En concreto, con este conjunto de medidas, la firma japonesa lanzará un total de 12 nuevos modelos a lo largo de este año, siempre en función de los distintos mercados en que está presente. Después, confía en mantener un ritmo de ocho nuevos productos cada año hasta 2005.

Para esta fecha, las ventas de la compañía deberán haber crecido en un millón de unidades, de las cuales, 300.000 se venderán en Estados Unidos, otras tantas en Japón, 100.000, en Europa y otras 300.000 en el resto del mundo, incluyendo China.

Sólo en Estados Unidos, un mercado preferente para Nissan, lanzará este año los nuevos 350Z e Infinity G35 Luxury. A estos los seguirán un pick-up, un SUV y un minivan, todos programados para aparecer en 2003.

En Japón, la multinacional ya ha reestructurado su gama. Cuando Ghosn tomó las riendas, sólo 4 de los 43 modelos en catálogo daban beneficios. Ahora, 18 de los 36 que se fabrican son rentables. Según las previsiones del plan "Nissan 180", dos tercios de sus modelos deberán ser rentables en 2002.

Carlos Ghosn fue puesto por Renault al mando de Nissan en 1999, cuando la firma francesa se hizo con el control de la japonesa. Entonces, la empresa tenía deudas multimillonarias que, a golpe de recorte y con mucha mano izquierda, el directivo franco-brasileño ha sabido enjugar.

Los mejores vídeos