Nissan prevé una caída del 15,4 por ciento de su beneficio este año fiscal

Nissan Motor prevé una caída de su beneficio neto de un 15,4 por ciento este año fiscal, hasta los 270.000 millones de yenes (unos 2.350 millones de euros), informó hoy el fabricante nipón.

El grupo indicó además que espera un beneficio operativo de 460.000 millones de yenes (unos 4.000 millones de euros), un 14,41 menos que en el ejercicio anterior, cuando obtuvo 537.470 millones de yenes (unos 4.677 millones de euros).

El fabricante de Yokohama (centro) estima que sus ventas a nivel mundial sean de 4,6 millones de vehículos, un incremento del 9,9 por ciento con respecto al ejercicio precedente, cuando vendió 4,18 millones de vehículos.

Los ingresos por ventas, según las previsiones, ascenderán a 9,4 billones de yenes (81.740 millones de euros), un 7,1 por ciento más que el año fiscal 2010.

Nissan mantuvo octubre como la fecha en la que espera retomar la normalidad en la producción después del grave seísmo, tsunami y posterior crisis nuclear del 11 de marzo, que supuso un revés para las multinacionales niponas con interrupciones en la cadena de suministros.

El presidente de la compañía, Carlos Ghosn, indicó en un comunicado que 'el crecimiento continuado de 2011 traerá a Nissan un nevo récord de volumen', pese a haber sufrido los efectos de 'uno de los peores desastres naturales de la historia moderna'.