Nissan pide al Gobierno que apueste ya por la automoción como motor económico

El director general de Nissan España, Frank Torres, ha instado hoy al Gobierno a convencerse de que 'ha llegado la hora' de apostar por la industria de la automoción como motor de la economía española, lo que debe traducirse en medidas para abaratar los costes energéticos y logísticos, entre otros.

'Me pregunto cuánto tiempo más deberemos esperar para que el Gobierno entienda que tiene que ayudar a la industria de la automoción y apostar por ella como motor de la economía española', ha subrayado Torres, durante su intervención en el XXVII Encuentro del Sector de la Automoción que organiza IESE.

Tras presentar las líneas estratégicas del plan industrial de Nissan España, el máximo directivo de la multinacional japonesa en nuestro país ha señalado que el sector requiere de la ayuda de las administraciones públicas para ser más competitivo y crecer.

En este sentido, ha apuntado que las empresas del sector no podrán crecer en el contexto actual sin esa ayuda y sin el concurso de otros agentes como son las universidades y los proveedores.

En declaraciones posteriores a los periodistas, Torres ha concretado que el sector requiere el apoyo del Gobierno para reducir los costes energéticos y logísticos, así como los derivados del uso de las infraestructuras, que aseguran son los puntos débiles de España.

Durante su conferencia, el vicepresidente de operaciones industriales de Nissan ha recordado que en estos momentos la marca de automóviles enfoca su estrategia en España en reducir el coste total del vehículo, para lo que reclama mayor flexibilidad laboral, entre otras cuestiones.

En concreto, en 2009 la compañía situó como objetivo para 2013 reducir los costes totales en un 41 % y en estos momentos ya ha conseguido un descenso del 30 %.

Torres ha subrayado que las plantas de Nissan en España compiten con fábricas como la de Tailandia, donde los costes de la mano de obra son mucho más bajos, lo que requiere un esfuerzo para reducir los costes en toda la cadena de valor.

En la actualidad, la dirección y el comité de empresa de la planta de Barcelona están negociando nuevas medidas de flexibilidad laboral que demanda la compañía para poder conseguir la adjudicación de nuevos modelos.

Torres ha afirmado que si se consigue cerrar un acuerdo con los sindicatos podrán 'crecer e ir a la multinacional a pedir más carga de trabajo' para las plantas españolas.

Pese a expresar su deseo de que el acuerdo se cierre lo antes posible, ha admitido que, en estos momentos, las partes están 'analizando' la situación y el entorno económico y todavía no hay una fecha concreta para cerrar la negociación.

La fase de crecimiento en la que se encuentra la compañía ha permitido iniciar la contratación de un total de 100 ingenieros para las plantas de producción de España y el centro de diseño de Barcelona.

Nissan prevé cerrar este año fiscal (acaba en marzo del 2013) con una producción de 140.000 unidades en España, algo similar al de 2011, mientras los productos con marca Nissan (frente a los pensados para la alianza con Renault) se habrán incrementado en un 3 %.