Nissan no quiere perder el tren de la célula de combustible

La marca japonesa Nissan ha anunciado que espera poder tener la tecnología necesaria para fabricar vehículos de célula de combustible para 2005.

La marca nipona, en plena fase de reestructuración, se encuentra algo rezagada en el desarrollo de tecnología de célula de combustible. Para paliar ese retraso tanto Nissan como su asociada Renault han señalado que van a invertir conjuntamente unos 695 millones de dólares (129.270 millones de pesetas).

La célula de combustible parece a todas luces la alternativa energética más prometedora para los automóviles en décadas futuras. Muchos fabricantes han anunciado en los últimos tiempos sus planes de desarrollo de vehículos equipados con esta tecnología. Esas marcas han puesto los años 2003 y 2004 como fechas límites para la fabricación de los primeros modelos y 2010 para la producción masiva de estos vehículos.

Carlos Ghosn, presidente de Nissan, ha anunciado que la marca participará en los programas de pruebas que el gobierno japonés va a iniciar en 2002. El fabricante japonés también ha indicado que va a aumentar la producción de vehículos con un nivel bajo de emisiones.