Nissan no consigue el apoyo sindical para su plan de competitividad en Barcelona

Las negociaciones entre la dirección y el comité de empresa de Nissan en Barcelona para pactar un plan de mejora de la competitividad han terminado este viernes sin acuerdo, según han explicado a Europa Press fuentes sindicales.

El comité de empresa ha considerado que las condiciones que pedía la multinacional japonesa no justificaban la posible adjudicación de 24.500 unidades adicionales al año del 'pick up' que se fabricará en la planta de la Zona Franca a partir de 2014.

La dirección de Nissan en España empezó a negociar con los sindicatos antes de vacaciones un acuerdo de competitividad para optar a nuevas inversiones y trabajar a pleno rendimiento, superando las 200.000 unidades al año, y que daría la opción de adjudicarse la producción de la nueva furgoneta para el mercado de Oriente Próximo.

La compañía fijó este viernes como plazo máximo para llegar a un acuerdo, ya que la multinacional tiene previsto decidir la adjudicación de estas 24.500 unidades el próximo lunes en Japón.

Fuentes del comité de empresa han explicado que la dirección ha planteado condiciones 'más lesivas que quitar la paga de Navidad', entre las que figuran reducir el sueldo para nuevos empleados a 18.000 euros brutos anuales, lo que supone una disminución de cerca del 40% respecto a los sueldos actuales, y aumentar la flexibilidad.

'Piden un cambio total, como si fuera la negociación de un convenio colectivo', han criticado, aunque han manifestado su voluntad de seguir dialogando, ya que aseguran que hay aspectos para aumentar la competitividad con los que están de acuerdo.