Nissan ganó 2.773 millones de euros en su año fiscal, siete veces más

Nissan Motor anunció hoy que en el año fiscal concluido en marzo tuvo un beneficio neto de 319.200 millones de yenes (2.773 millones de euros), siete veces más que el ejercicio anterior, gracias a la subida récord de sus ventas.

En el año fiscal, el fabricante de Yokohama (centro de Japón) vendió 4,18 millones de vehículos en todo el mundo, un 19,2 por ciento más que los 3,51 millones del ejercicio anterior, adelantando a Honda como número dos del motor nipón.

Los ingresos anuales por ventas de la empresa dirigida por Carlos Ghosn ascendieron así a 8,77 billones de yenes (76.223 millones de euros), un 16,7 por ciento más, a pesar de la apreciación del yen y apoyados en mercados como China y Estados Unidos.

En la presentación de resultados, Ghosn dijo que Nissan retomará en octubre la normalidad en la producción después del grave seísmo y tsunami del 11 de marzo, que impactó en las multinacionales niponas con interrupciones en la cadena de suministros.

El terremoto 'perjudicó notablemente nuestras operaciones, pero Nissan ha vuelto a demostrar su resistencia ante la adversidad', indicó su presidente en un comunicado.

De hecho, Nissan Motor es el único de los tres grandes del motor japonés que mejoró sus resultados en el último trimestre del año fiscal, frente a las pérdidas de 11.600 millones de yenes (100 millones de euros) que había registrado en el mismo período de 2010.

Mientras el beneficio neto de Toyota caía un 77 por ciento y el de Honda cedía un 38 por ciento, Nissan ganó entre enero y marzo de este año 30.800 millones de yenes (267 millones de euros).

En todo el ejercicio fiscal, además, Nissan tuvo un beneficio operativo o por actividad ordinaria de 537.470 millones de yenes (4.667 millones de euros), un 72 por ciento más.

'El ejercicio fiscal 2010 fue un año récord para Nissan tanto en ventas como en crecimiento', pues se comercializaron diez nuevos modelos, aseguró Ghosn.

Las ventas de Nissan Motor en China, su primer mercado individual, repuntaron un 35,5 por ciento, hasta 1,04 millones de vehículos, y en América Latina, aunque de menor volumen, subieron un 65,7 por ciento, hasta las 169.000 unidades.

En otros mercados donde empeoraron los resultados de su competidor Toyota, Nissan logró incrementar sus cifras de ventas.

Así, en Norteamérica aumentaron un 16,6 por ciento, hasta 1,24 millones de automóviles, y en Europa crecieron un 19,3 por ciento, hasta las 607.000 unidades.

Sin embargo, en el año fiscal 2010 las ventas de Nissan en Japón bajaron un 4,7 por ciento, hasta totalizar 600.000 vehículos.

Para el actual ejercicio, que concluye en marzo de 2012, Nissan ha preferido no presentar estimaciones de resultados debido a la incertidumbre generada por el terremoto y tsunami de hace dos meses, como han hecho otros gigantes nipones.