Navarro ve a CiU 'bajo sospecha' y se pregunta si tiene las manos limpias

Avisa de que Mas seguirá recortando si tiene las 'manos libres'

El líder del PSC y candidato a presidir la Generalitat, Pere Navarro, ha considerado este viernes que CiU está 'bajo sospecha' por los caso del Palau de la Música y de las ITV, y se ha preguntado si tiene las manos limpias con estas dos investigaciones judiciales.

'No sabemos si tienen las manos limpias, pero sabemos que si las tienen libres continuarán con las políticas de recortes', ha sentenciado en rueda de prensa tras reunirse con la dirección de las Mesa del Tercer Sector Social de Catalunya.

Ha asegurado que hay una sospecha fundada sobre la federación por ambos casos, y ha afirmado que además ha tenido que presentar su sede como aval en un caso: 'En esta campaña es imprescindible hablar muy claro y que los partidos expliquen exactamente de dónde viene su financiación'.

El líder del PSC se ha referido a estos dos casos judiciales en un acto donde ha criticado que la mayoría excepcional que pide Mas es 'absolutista', y ha avisado de que solo servirá, a su juicio, para continuar con las políticas de derechas y los recortes.

Navarro ha reprochado a Mas estar 'más pendiente de la independencia' que de la crisis y sus efectos sociales como los desahucios, y le ha pedido que, en lugar de ir a Bruselas a explicar su proyecto soberanista, debería haber ido a pedir una cambio en las políticas de austeridad.

RECONSTRUIR EL SISTEMA DE SALUD

El líder del PSC ha acusado a Mas de llevar Catalunya hacia la 'ruptura social' con sus políticas, y ha asegurado que los socialistas son garantía de un cambio de rumbo en la austeridad que ha impulsado el Govern en los dos últimos años.

En alusión al lema de campaña de CiU, ha asegurado que 'la voluntad del pueblo no es que el Govern recorte derechos' a los ciudadanos, sino que garantice las políticas sociales pese a la grave situación económica.

Para el PSC las políticas económicas son garantía de crecimiento, y entre sus propuestas, destacan 'reconstruir el sistema de salud', adaptar la Ley de la dependencia y garantizar una renta mínima ciudadana que asegure una vida digna a los ciudadanos que más están padeciendo la crisis.