Navarro sube al bus de campaña y recibe una fiambrera para 'comerse' a dirigentes del PSOE, Ibarra entre ellos

El líder del PSC y candidato a presidir la Generalitat, Pere Navarro, ha subido este jueves al bus de campaña en el que viajan los periodistas que siguen sus actos, y ha recibido de los reporteros una fiambrera con fotos de dirigente del PSOE, Ibarra entre ellos, con la siguiente leyenda: 'Para que te los comas'.

Navarro siempre repite en sus mítines que el presidente Artur Mas hace pagar a los alumnos catalanes tres euros para llevar la fiambrera al colegio mientras ha suprimido el Impuesto de Sucesiones, y suele añadir el comentario de que en su Terrassa natal tienen un nombre propio para este recipiente, la 'taifa'.

Entre el repetido comentario, y las 'ayudas' que ha recibido en campaña con las polémicas comparaciones que han hecho Marcelino Iglesias y José Bono entre Cataluña y la Alemania de los años 30, el regalo estaba servido: un 'menú PSOE' para el candidato.

Dentro de la fiambrera, fotos como las de los propios Bono e Iglesias, pero también las de Carme Chacón, José Luis Rodríguez Zapatero o Juan Carlos Rodríguez Ibarra, un obsequio que el candidato ha recibido con mucha deportividad y una sonrisa.

'Que guapos están todos', ha bromeado Navarro, que ha considerado que todos los dirigentes salían muy favorecidos excepto el expresidente de Extremadura.

El candidato socialista no ha perdido tiempo en el autobús, donde ha aprovechado el viaje para estrenar su nuevo 'Iphone' que le ha servido para 'jubilar' a una 'Blackberry', y su primera acción con su nuevo teléfono inteligente ha sido la de ajustarse el idioma al catalán.

GAFAS EN LA INTIMIDAD

Navarro también ha mostrado algunos de sus secretos, como que usa gafas en la intimidad, y ha confesado incluso que solo se toma una droga en campaña, unos caramelos para combatir la afonía y el dolor de garganta que ataca a todos los candidatos.

Siempre políticamente correcto, el líder socialista ha declinado participar en la 'porra electoral' que han elaborado los periodistas previo pago de dos euros, pero ha asegurado que, pese a las encuestas, ve bien el PSC y considera que hay margen en esta campaña para desmentirlas.

Navarro ha mostrado un buen humor, se ha atrevido a explicar chistes, y lo único a lo que se ha negado es a revelar alguno de los trucos que tiene preparados para desarmar a su rival en las urnas, Artur Mas, en los dos debates televisado que están previstos.