Navarro se desmarca con rotundidad del independentismo, al que el PSC se opone

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, se ha desmarcado con rotundidad hoy del independentismo en su discurso de presentación como candidato a encabezar la lista de su partido, una fuerza política que se opone a la secesión y votaría 'no' en un hipotético referéndum de autodeterminación.

'El voto del PSC es el de la mayoría de catalanes, que no quieren el choque de trenes, que rechazan la repentina histeria de CiU, partido que propone una ruptura en la ilegalidad, y la del PP que dice que la evitará como sea, incluso con la Guardia Civil', ha subrayado Navarro.

El líder del PSC ha concentrado la defensa de su candidatura en poner negro sobre blanco la postura del PSC en el eje identitario: defienden un referéndum legal y pactado en el que los catalanes ejerzan su 'derecho a decidir', pero el partido defendería y votaría el 'no' si esta consulta llegara a celebrarse.

'Los socialistas no estamos ni por la independencia de Convergència ni por la Guardia Civil que el PP nos quiere enviar. Los socialistas apostamos por el pacto y el diálogo. Por la unión libre en la diversidad. Por una Cataluña en una España y una Europa federales', ha subrayado Navarro en castellano a quienes se preguntan desde otros lugares de España '¿Pero qué queréis los socialistas catalanes', ha dicho.

Navarro ha obtenido hoy 146 avales, frente a los 57 de la candidata con la que pugna por encabezar la lista electoral del PSC, la exconsellera Montserrat Tura. Ambos se han sometido hoy a la votación de los 430 miembros del Consell Nacional.

'Quien quiera con su voto que nuestro país comience un camino imposible hacia la independencia tiene otras papeletas -en las elecciones-. Puede haber gente en nuestras filas que esté a favor de la independencia, pero la postura del partido es la de no defender la ruptura, que quede claro', ha exclamado Navarro en su discurso ante el Consell Nacional.

El líder del PSC ha defendido por tanto la 'tercera vía' que representa su partido porque 'no ser nacionalista catalán no significa ser nacionalista español', por lo que los socialistas llevarán como bandera estas elecciones su defensa de una reforma constitucional para avanzar hacia una España federal, para 'avanzar sin romper'.

'No nos abonaremos a la polarización, proponemos un camino mejor, mucho mejor. Sin renunciar a nuestra histórica relación con los otros pueblos de España', ha señalado.

Y ha advertido a CiU: 'Adelantar las elecciones no es garantía de ganarlas. Cuando la gente ve trampas, castiga al tramposo'.

El adelanto electoral impidió a Navarro cumplir su promesa de organizar unas pioneras primarias abiertas a la ciudadanía para elegir cabeza de cartel y los escasos dos meses que quedan hasta los comicios tampoco han dejado margen al PSC para someter a los candidatos a votación de los militantes.

Así las cosas, hoy será el Consell Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos y compuesto por 430 miembros, el encargado de elegir entre los únicos dos candidatos.