Navarro rechaza abrir a un mes del 25N el debate sobre la renovación del PSOE

El líder del PSC, Pere Navarro, ha señalado hoy, a un mes de los comicios del 25 de noviembre en Cataluña, que los socialistas catalanes no van a entrar en 'debates sobre la dirección del PSOE' y ha considerado que 'no tiene ningún sentido' abrir ahora 'cuestiones internas'.

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat catalana ha analizado en una entrevista con Efe la situación en Cataluña por la deriva independentista de CiU, así como los malos resultados cosechados por los socialistas en el País Vasco y Galicia y los llamamientos de algunos compañeros para renovar el partido que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ante quienes piden la dimisión de Rubalcaba, Navarro ha recordado que hace poco hubo también elecciones en Andalucía y Asturias y que en ellas se registraron resultados mejores de lo esperado.

'Es verdad que éstos (los de los comicios gallegos y vascos) han sido unos resultados que deberían haber sido mejores, pero nosotros ahora estamos trabajando para las elecciones catalanas y no vamos a entrar en debates sobre la dirección del PSOE o sobre cuestiones internas del partido que ahora no tienen ningún sentido', ha manifestado.

Su objetivo ahora, ha subrayado, es dialogar con el pueblo de Cataluña y trasladarle su apuesta por una reforma de la Constitución que recoja la realidad de un Estado federal e incluso la posibilidad de consultar al pueblo catalán sobre su futuro.

Preguntado sobre la hipótesis de que ese mensaje se entendiera mejor con Carme Chacón que con Rubalcaba al frente del PSOE, ha dejado claro que 'hacer política ficción es muy arriesgado, sobre todo en este momento'.

Ha recordado en este sentido que tanto Rubalcaba como Chacón han hecho declaraciones públicas a favor de un Estado federal; 'No sé si hay mucha diferencia en ese aspecto', ha añadido.

El partido está intentado en este momento cuadrar las agendas de los diferentes dirigentes para diseñar la campaña electoral, pero Navarro ha garantizado que Rubalcaba va a participar, como también lo hará Chacón, que fue, ha recordado, cabeza de lista en las elecciones al Congreso y es diputada por Barcelona.

Navarro ha confiado en las opciones del PSC de ganar las elecciones alegando que las encuestas apuntan a que buena parte de los electores no tiene todavía decidido su voto.

Durante la campaña, el PSC quiere 'desenmascarar' al presidente catalán, Artur Mas, y su 'cortina de humo de la independencia', con la que, ha dicho, 'engaña a la gente aprovechando la mala situación que tienen muchas personas en Cataluña'.

Ha insistido en que es necesaria 'sensatez' en la política catalana -'no puede ser que unos digan que va a venir la Guardia Civil a ocupar Cataluña y que los otros digan que los Mossos d'Esquadra van a tener que actuar también', ha señalado- y ha hecho hincapié en que su partido trabajará para llegar a los ciudadanos y poder 'saltar esa cortina de humo'.

Convencido de que realmente CiU quiere la independencia, Navarro ha criticado que Artur Mas no lo explique 'muy bien' porque 'no sabe cómo llegar a ella'. 'Y eso es lo más peligroso -ha agregado-, no tienen un camino, no saben qué legalidad usar (...) ni qué tipo de independencia'.

Después de considerar 'absolutamente alucinante' que Mas diga que convocará un referéndum sea legal o no, Navarro ha acusado al presidente catalán de proponer un camino que le parece 'mentiroso, que engaña a la gente aprovechando la mala situación que tienen muchas personas hoy en Cataluña'.

Para evitar que esa 'confusión' se transmita al pueblo catalán, el PSC se va a volcar en explicar sus propias propuestas, entre ellas que Barcelona sea cocapital de España o que, en un hipotético Estado federal, el Senado pudiera estar ubicado en la capital catalana.

Sobre el nuevo protocolo de relaciones con el PSOE, que ha promovido desde que llegó al cargo, en diciembre del año pasado, Navarro ha explicado que 'se ha avanzado mucho y bien' hasta el punto de que 'está casi, casi acabado', aunque no se ha podido aprobar por el calendario electoral.

Conllevará un cambio del nombre del grupo del PSOE en el Congreso, que se llamaría grupo parlamentario federal, y se contempla también la posibilidad de que el PSC pueda votar distinto al resto de diputados socialistas cuando haya contradicción a la hora de defender intereses territoriales diferentes.

'No tiene que ser ningún drama ni ningún problema', ha recalcado el líder del PSC, para quien lo importante es que su partido quiere compartir la mayor parte de las votaciones con el PSOE.

Si Mas lleva al límite su apuesta por un referéndum de independencia, Navarro no ve que haya muchos puntos de encuentro con el PP para hacer un frente común en contra, habida cuenta que, según su criterio, el partido de Mariano Rajoy lo que quiere es 'recentralizar'.

Los mejores vídeos