Navarro quiere un 'cambio de rumbo' del PSC y marcar perfil ante Mas

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha argumentado este lunes que la remodelación que ha emprendido del grupo del Parlament se debe a que el partido necesitaba un 'cambio de rumbo' y visibilizarse de manera más clara como alternativa al Govern de Artur Mas.

En rueda de prensa tras la reunión de la dirección del partido, que ha durado más de tres horas, ha aclarado que con estos cambios quiere abrir 'una nueva etapa', y ha asegurado que su objetivo es que el PSC deje de hablar de sí mismo y pase a centrarse en exclusiva en los problemas de los ciudadanos.

'Los cambios se deben a que era imprescindible cambiar el rumbo, incorporar personas de la dirección del partido --a la dirección del grupo parlamentario--, y hacer una oposición firme que marque claramente perfil y cuáles son nuestra propuestas', ha resumido Navarro.

Tras alzarse con la dirección del partido en diciembre de 2011, Navarro también ha explicado que la remodelación sirve para 'visualizar los cambios' que se dieron en aquel congreso, y para afrontar con energías renovadas el nuevo curso político.

Este 'mensaje de alternativa a Mas' que pretende Navarro empezará a verse, según ha explicado, en el debate de política general que se celebrará a finales de septiembre, y en el que el PSC cargará contra las políticas de recortes del Govern.

'Los ciudadanos percibirán que otra manera de hacer las cosas es posible', ha sentenciado el líder de los socialistas catalanes, que ha asegurado que el PSC hará una oposición responsable, pero también implacable si el Govern persiste en sus recortes.

Preguntado por si la reforma ha generado reticencias internas, se ha limitado a decir: 'Los compañeros y compañeras comprenden que tienen que haber cambios. Hay personas satisfechas con los cambios y otras que no lo están tanto'.

ELOGIOS A NADAL E ICETA

El primer secretario del PSC ha definido a Sabaté como una 'persona trabajadora e incansable', y ha asegurado que a Nadal aún le queda mucha vida política por delante pese a dejar la presidencia del grupo parlamentario.

Navarro ha expresado 'todo el agradecimiento' suyo y del partido al trabajo hecho por Nadal e Iceta, y ha contado con ambos para el futuro del partido, aunque dejen las riendas del partido en la Cámara catalana.

FIN DE PROBLEMAS INTERNOS

Tras unos últimos meses marcados por problemas de cohesión interna, Navarro ha asegurado que su objetivo es dejar estos temas atrás: 'No me volverán a oír hablar de temas internos. Los ciudadanos quieren que los políticos hablen de sus problemas'.

En una reunión este martes en la Cámara catalana, el grupo parlamentario deberá ratificar los cambios impulsados por la dirección del partido y bajo la decisión explícita de Navarro.