Navarro no se siente 'cuestionado' pese al retroceso y descarta un congreso extraordinario

El líder del PSC, Pere Navarro, ha asegurado este lunes que no se siente 'cuestionado' por su partido pese a haber cosechado los peores resultados socialistas en unas elecciones catalanas, y ha descartado convocar un congreso extraordinario.

'Me siento muy apoyado', ha sentenciado en rueda de prensa, y ha argumentado que un congreso interno es una cuestión muy endogámica y que lo que necesita el PSC ahora no es tanto dialogar consigo mismo como tender puentes con la sociedad para recuperar los apoyos perdidos.

Pese a que no ha cerrado la puerta a apoyar la investidura del presidente catalán en funciones, Artur Mas, lo ha considerado muy difícil esta posibilidad ya que CiU no tiene 'credibilidad' tras incumplir por completo el acuerdo de investidura de 2010 con el PSC.