Navarro afirma que 'Mas no ha conseguido convertir al PSC en un partido residual'

El candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha admitido que los 20 diputados que obtuvo ayer su partido son un 'mal resultado' pero ha subrayado que el presidente catalán, Artur Mas (CiU), no ha conseguido 'uno de sus objetivos electorales, que era convertir al PSC en un partido residual'.

'Las elecciones nos llegaron en el peor momento, porque Mas las convocó no sólo para garantizarse una mayoría absoluta sino para convertir al PSC en un partido residual. Es evidente que hemos tenido malos resultados, los peores de nuestra historia, pero es evidente también que tenemos buena base para seguir trabajando en el futuro', ha esgrimido en rueda de prensa tras reunirse la ejecutiva socialista, en la que se ha sentido avalado por el partido.

Y ha añadido en este sentido: 'Esta no ha sido una campaña en igualdad de condiciones, algunos han tenido todas las ventajas y otros hemos tenido todas las dificultades. Hay muchos sectores económicos, sociales, mediáticos y muy poderosos que querían que el PSC fuera residual y eso esta clarísimo'.

Navarro ha recordado hoy que el PSC facilitó la investidura de Mas en 2010, pero que sin embargo CiU no tiene ahora 'credibilidad' para pedir el apoyo socialista después 'de no haber cumplido ninguno de los compromisos de ese acuerdo', por lo que el PSC 'no se plantea' esta posibilidad.

'Las puertas en política no se cierran del todo nunca, pero la situación es poco propicia para que lleguemos a un acuerdo de investidura', ha dicho Navarro, quien ha recordado la negativa de Mas a todos los grandes acuerdos que le planteó el PSC en el último año.

Preguntado por la gobernabilidad de Cataluña tras el 25N, Navarro ha sido tajante: 'Sí, Cataluña necesita un gobierno, no sé quién lo formará pero nosotros no somos quienes hemos convocado de manera irresponsable unas elecciones'.

Navarro, quien ha obtenido el peor resultado del PSC en unas autonómicas pero ha mejorado las expectativas de las encuestas, considera que los 20 diputados y ser segunda fuerza en votos es un resultado 'malo pero soportable desde el punto de vista de la actuación del partido'.

Un diagnóstico que, ha dicho, comparte el líder del PSOE, Alfredo Pérez-Rubalcaba, con quien Navarro conversó ayer por la noche tras conocerse el resultado de las elecciones.

Así las cosas, Navarro se siente 'apoyado' dentro del PSC y del PSOE para seguir al frente de un proyecto del que tomó las riendas hace tan sólo un año y considera que es hoy, tras las elecciones anticipadas de Mas, cuando su 'nuevo PSC' comienza a caminar, tras doce meses de discrepancias internas en el partido.

Para los socialistas catalanes, el 'gran fracasado' del 25N es Mas, que ha dejado a Cataluña en 'una situación mucho más difícil y peor' que la que había antes de las elecciones porque Cataluña 'es hoy más difícil de gobernar'.

'Ha sido un fracaso estrepitoso de Mas, que convocó las elecciones porque pensaba que serían beneficiosas para su partido pero les ha salido muy mal. Las elecciones han sido un desastre para CiU y para Cataluña. Es un fracaso muy importante, alguien debería asumir responsabilidades en ese partido -CiU-, pero eso son temas internos de partido', ha dicho Navarro.

En la ejecutiva de hoy del PSC, Navarro ha dicho que no se ha sentido cuestionado en ninguna intervención de sus compañeros y sí ha explicado que algunos dirigentes han comentado la posibilidad de un congreso extraordinario pero para debatir ideas y no nombres, que ha quedado no obstante descartado.

Preguntado por la propuesta de Ciutadans de hacer una moción de censura a Mas, Navarro ha considerado que esto sería 'un brindis al sol' y ha acusado al partido de Albert Rivera de 'demagogia y populismo'.

'Política no es sólo tener cosas en el escaparate. Es cierto que nosotros tenemos que hacer más atractivo el escaparate, pero tenemos una buena tienda y un buen almacén. Nosotros trabajaremos de manera seria, no haciendo populismo y diciendo a la gente lo que quiere escuchar', ha sentenciado.