Nace el coloso de la automoción china

SAIC, ha firmado el acuerdo para comprar parte del negocio de uno de sus principales rivales, lo que le convierte en un gigante capaz de competir con los principales productores automovilísticos del mundo. Por su parte, Fiat ha anunciado el abandono de la joint venture que tenía en China con Najing Auto.

El mayor fabricante de automóviles chino, SAIC, firmó ayer un acuerdo para comprar el negocio de ensamblaje y autopartes de uno de sus principales rivales, NAC, lo que dará lugar a un gigante con aspiraciones a competir con los grandes productores extranjeros. En el acuerdo, Shanghai Automotive Industry Corporation (SAIC) cede 320 millones de sus acciones (el 4,88 por ciento del total) y paga 286 millones de dólares (198 millones de euros) a Nanjing Auto Corporation (NAC), según el comunicado conjunto de las dos empresas que publicó la versión web del diario estatal "Shanghai Daily".El lugar de la firma —el Gran Palacio del Pueblo de Pekín— muestra la importancia que el Gobierno chino concede a su industria automovilística, a la que ha pedido fusiones a fin de rivalizar con Toyota, Volkswagen o General Motors. El acuerdo también establece una empresa mixta, Dong Hua, que controlará otras líneas de negocios de NAC, como los de servicios, y comercio de activos, y de la que esta última poseerá el 25 por ciento. Ambas firmas habían sellado un principio de acuerdo en julio que preveía una "unión completa" aunque quedaba por negociar una forma convincente que permitiese a ambas asimilar sus respectivas capacidades en fabricación de automóviles y recambios, distribución e integración de sus marcas."Las dos partes se complementarán entre sí y compartirán sus recursos en términos de financiación, investigación y desarrollo, publicidad, fabricación y resultados", aseguraron en el comunicado. Las dos empresas mixtas que SAIC mantiene con las multinacionales Volkswagen y General Motors encabezaron las listas de ventas nacionales en la primera mitad del año, con 441.584 vehículos vendidos y un 14 por ciento del mercado nacional.

El grupo automovilístico italiano Fiat anunció, también ayer, el abandono de la joint venture (sociedad de riesgo compartido) que tenía en China con Najing Auto.En un comunicado, Fiat explicó que ha vendido su propia participación a sus socios de la NAC (Nanjing Automotive Corporation) "tras una largo análisis", y para "concentrarse en los respectivos planes de reestructuración del sector del automóvil en China". El grupo italiano añadió que para garantizar la necesidad de los 160.000 clientes que la sociedad Nanjing-Fiat tiene en territorio chino se continuará dando durante el tiempo necesario apoyo técnico, y se proveerá las partes de recambio y las asistencia post venta. La cooperación entre los dos grupos continuará gracias a al sector de los vehículos comerciales y componentes a través de la alianza con el grupo Iveco, añade el comunicado. Por otra parte, el consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, anunció que próximamente "se definirá el próximo proyecto de alianza con la compañía Chery Automobiles, uno de los más grandes productores chinos de automóviles" con el que "será posible abrir una nueva e importante fase de desarrollo de las actividades comerciales en el país". Desde hace tiempo, los medios chinos destacaban los desacuerdos entre Fiat y su socio chino, Nanjing Auto, y explicaban que el grupo italiano está estudiando profundizar su relación con otros fabricantes chinos, como Chery, que le fabrica motores, o SAIC, vinculada con Iveco. Motivo de los desacuerdos sería que Fiat tenía como objetivo vender 300.000 vehículos en China para 2010, pero sólo vendió 30.300 unidades el año pasado con Nanjing-Fiat. La salida de la sociedad Nanjing-Fiat es "una decisión que nos permite movernos con plena libertad y concentrarnos en la reestructuración de nuestro mercado en China", explicó el consejero delegado de la casa automovilística, Sergio Marchionne, en una nota. Marchione señaló que el "mercado chino es una etapa fundamental en el proceso de expansión del sector automovilístico" y anunció que en 2008 se comenzará "un intenso programa de importación de nuevos modelos".