Muñoz Repiso apuesta por la seguridad pasiva y el control de la velocidad

Carlos Muñoz Repiso, durante la tertulia de "Los desayunos de TVE", ha aprovechado para dar las últimas recomendaciones a los conductores antes de sus desplazamientos estivales. El control de la velocidad y, sobre todo, que todos los ocupantes del automóvil hagan uso de los cinturones de seguridad, fueron los puntos en los que Muñoz Repiso puso más énfasis.

Carlos Muñoz Repiso, director general de Tráfico, ha afirmado en el programa "Los desayunos de TVE" que las campañas de verano de Tráfico se deberían ampliar a todo el año, porque en España se ha incrementado el volumen de la circulación no sólo los fines de semana o en vacaciones sino todos los días, a consecuencia del incremento del número de automóviles, que implica más movilidad.

Durante la tertulia televisiva, el director general de Tráfico ha tratado asuntos como los accidentes de peatones, límites de velocidad, las campañas de publicidad de la DGT, el estado de nuestras carreteras, los vehículos que circulan sin seguro o el procedimiento sancionador de los agentes de tráfico, entre otros. Sobre la accidentalidad de los peatones, Muñoz Repiso quitó algo de responsabilidad a los automovilistas para colocarla en su justa medida sobre los peatones que cometen imprudencias o que en el momento del accidente también habían tomado alguna copa de más. Por un lado, habló de los excesos de velocidad o conductas irreflexivas de los automovilistas, pero también indicó que, según las estadísticas con las que trabaja la DGT, el 40 por ciento de los peatones atropellados a los que se aplicó un análisis mostró alcohol en la sangre.

Los límites de velocidad son, a juicio de Muñoz Repiso, uno de los temas más controvertidos con los que se encuentra su dirección general. "Nadie cuestiona los 'stop' o preferentes de paso, pero sí la velocidad". Para el director general de Tráfico, todas las carreteras tienen una velocidad de construcción, según las que se establecen unas velocidades genéricas. Por ellas se puede circular más deprisa, pero reduciendo nuestro margen de seguridad. Según el responsable de la DGT, "en los países donde se ha conseguido reducir la velocidad ha bajado considerablemente la tasa de accidentes", a lo que ha añadido que en Dinamarca y Suecia se intenta llegar al "objetivo 0" (conseguir ninguna víctima mortal en accidentes de tráfico).

A la pregunta sobre su opinión de por qué por un lado los fabricantes de automóviles ofrecen productos más potentes y veloces, mientras que por otro se recomienda más moderación, Repiso ha dicho que "es la gran incongruencia del mundo de la automoción". Sin embargo, también ha destacado los avances que los fabricantes de automóviles han logrado en materia de seguridad, donde el nivel de potencia del coche juega un papel destacado al ofrecer mejores respuestas en sus motores. El director general de Tráfico insistió en que hoy no había ningún automóvil que pudiera catalogarse como inseguro, que lo inseguro eran las actitudes de las personas que se ponían al volante. Además, habló sobre estadísticas de coches más o menos peligrosos, que considera erróneas, porque a cada modelo de coche le corresponde un tipo de conductor con unos hábitos que son los que establecen los niveles de seguridad.

La Dirección General de Tráfico está alternando campañas de divulgación muy impactantes con otras más suaves con el fin de no perder la atención del público. Sin embargo, para el director de Tráfico "las tremendistas son más eficaces", porque son las que permanecen en la memoria de los conductores y las que mejor transmiten el mensaje, que es lo que se persigue.

En la red viaria española se han contabilizado al menos 200 puntos negros, pero las campañas de la DGT sólo recriminan a los conductores en lugar de buscar también responsabilidades en las carencias de las infraestructuras. Muñoz Repiso admite que si esto es cierto, también lo es que "los conductores se deben adaptar a los lugares donde circulan". También ha dicho que hay grandes presupuestos para corregir las carreteras y que en el actual Plan Nacional para la Seguridad Vial se contempla la corrección de más de 100 puntos, "aunque ésta es una labor que pasa desapercibida".

Para el responsable de la DGT, los conductores que circulan sin seguro son unos "insensatos" por la responsabilidad que se echan encima en el caso de que tengan un accidente circulando sin seguro. De todas formas, la estadística que habla de más de un millón de vehículos circulando sin seguro en España no es correcta, porque de los 24,3 millones que constituyen el parque español, 2,5 tienen más de 21 años, de los que muchos engrosan las cifras sin estar dados de baja al no circular.

Por último, la tertulia televisiva se ha cerrado con el tema de si existe incentivos a los agentes que sancionen más, a lo que Muñoz Repiso ha respondido con un no tajante: "ni agentes, ni direcciones provinciales". Sobre la posibilidad que establece la nueva ley de tráfico de poder notificar la denuncia sin tener que parar al conductor, Muñoz Repiso apuntó que éste era el procedimiento excepcional que se aplicaba cuando era imposible identificar al conductor o si por motivos de seguridad la situación así lo requería.