Multan a Mitsubishi por reparar en secreto 800 vehículos

Mitsubishi Motors ha sido multada con cuatro millones de yenes (algo más de 7 millones de pesetas) por el Tribunal del Distrito de Tokio por ocultar quejas de clientes y reparar en secreto 800 vehículos defectuosos entre 1997 y mayo de 2000.

Esta sanción, impuesta por vulnerar la Ley de Circulación de Vehículos en Carretera, podría incrementarse si se confirma que la marca nipona falsificó los informes sobre los defectos de los vehículos que se presentan periódicamente en el Ministerio de Transporte japonés.
Mitsubishi se convierte así en la segunda compañía nipona sancionada por incumplir las directrices sobre retirada de vehículos; tras la multa que se le impuso en 1998 a la constructora de Subaru, Fuji Heavy Industries.
En julio pasado, salió a la luz que la compañía nipona había estado escondiendo sistemáticamente quejas ante los defectos de millones de vehículos desde hacía treinta años. Esta última multa y el escándalo citado han provocado la posibilidad de que se acelere la adquisición de la japonesa por parte de DaimlerChrysler del plazo previsto de 10 años a otro de 3.
Para paliar los efectos negativos de estos hechos en las ventas, que cayeron un 16,4 por ciento en septiembre, Mitsubishi ha ofrecido inspecciones gratuitas a los propietarios de unos 6 millones de vehículos en Japón. Además, los nuevos compradores contarán con esta posibilidad hasta marzo de 2001.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.