Mueren cinco agentes arrollados por un camión

Cinco guardias civiles han muerto y otros dos han resultado gravemente heridos esta madrugada después de que un camión cargado con barras de hierro arrollara un control antiterrorista en el kilómetro 74 de la A-1, a la altura de Buitrago de Lozoya.

Mueren cinco agentes arrollados por un camión
Mueren cinco agentes arrollados por un camión

El suceso ha ocurrido sobre las tres de la madrugada, cuando, por causas que todavía se desconocen, un camión que circulaba a unos 70 km/h ha arrollado un control de la Guardia Civil situado en el kilómetro 74 de la carretera de Burgos (A-1), en dirección Madrid. En el momento del impacto, los agentes fallecidos se encontraban, supuestamente, desmontando un operativo en el que habían participado en total 4 patrullas y 11 personas.El camión, fuertemente cargado con barras de hierro, embistió en el arcén a los agentes, cinco de los cuales fallecieron en el acto y otros dos resultaron gravemente heridos y trasladados a los hospitales madrileños de La Paz y Ramón y Cajal. El conductor del vehículo, de nacionalidad rumana, ha salido ileso del accidente y en estos momentos se encuentra en dependencias policiales para prestar declaración.Aunque tras las primeras horas posteriores al siniestro la Guardia Civil barajaba como principal hipótesis una distracción del camionero, todo hace indicar a esta hora que el conductor podría haberse dormido al volante, por lo que no se percató del control. Agentes de la Benemérita le realizaron inmediatamente un test de alcoholemia, con resultado negativo.Durante toda la madrugada la circulación de la A-1 en sentido Madrid ha sido desviada por carreteras colindantes. A estas horas, una vez levantados ya los cadáveres, la circulación se ha restablecido, si bien el carril derecho (especial para vehículos pesados) permanecerá cortado durante buena parte del día. Hay que recordar que el tramo de vía en el que se ha producido el siniestro es de dos carriles (más uno adicional para transporte pesado), con fuerte subida y una muy buena visibilidad. El cuartel del Instituto Armado ha instalado ya un puesto de asistencia psicológica para los familiares de las víctimas en la localidad de Buitrago de Lozoya. La capilla ardiente de los fallecidos se encuentra en el tanatorio de Colmenar Viejo. Por otra parte, una persona resultó en la tarde de ayer herida de gravedad al ser arrollado el coche en el que viajaba por un tren regional de viajeros en un paso a nivel sin barreras situado en la localidad de Almazán, en Soria. El accidente pudo producirse por un despiste del conductor del vehículo, que no se percató de la aproximación del tren.La hora del accidente no ha sido casual. Según un portavoz de la cooperativa de transporte Cotramer (a la que pertenecía la empresa Chavala, propietaria del camión que ha arrollado mortalmente a cinco guardias civiles en la A-1), los conductores de vehículos pesados suelen elegir las primeras horas de la madrugada para acceder a Madrid o para pasar por la capital y evitar, de esa manera, el intenso tráfico que se registra a partir de las 7 de la mañana.

Al mismo tiempo, esta fuente ha declarado que todos los camiones de la cooperativa llevan instalados un tacógrafo, por lo que se podrá verificar, en un posterior examen, la velocidad de marcha y las paradas realizadas, que determinará si el conductor había hecho los descansos que establece la normativa.