Movimiento140 aboga por la supresión de los límites genéricos de velocidad en autopistas y autovías

La Asociación Movimiento140 ha abogado por la implantación en España de un sistema de límites de velocidad en el que se eliminen los límites genéricos y se instaure un sistema de límites variables en función de las circunstancias de cada tramo de autopista y autovía.

El Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha abierto la puerta este martes a esta posibilidad al anunciar que se prevé instalar paneles de velocidad variable en todas las autopistas y autovías españolas que fijen el límite de velocidad máxima en función de la meteorología y otras condiciones de la vía.

Para Movimiento140, que cuenta con el apoyo de más de 218.000 personas, el debate de los límites de velocidad en autopistas y autovías genera 'una controversia injustificada', puesto que, a su juicio, 'la velocidad a la que se circula debe responder únicamente a criterios de optimización de la movilidad en relación con la seguridad en cada tramo, en cada momento, y en cada circunstancia de la vía'.

En este sentido, la propuesta de Movimiento140 consiste en el establecimiento de una velocidad máxima recomendada en autopista y autovía acompañada de unos 'rigurosos límites específicos y determinados por las circunstancias de la circulación'.

Según la asociación, con este sistema 'se conseguiría, por fin, que los límites de velocidad fueran un factor que añadiese credibilidad a la gestión del tráfico' y se lograría mejorar 'sustancialmente' el ratio del tiempo de los desplazamientos, 'algo totalmente necesario en los momentos en que la economía española necesita mejorar su productividad'.

Movimiento140 recuerda que, en el año 2010, el exceso de velocidad estuvo presente tan sólo en el 1,44 por ciento de accidentes con víctimas y que, por lo tanto, 'ha llegado el momento de reclamar que la velocidad no es un factor de siniestralidad sino de progreso'.

REDUCCIÓN DE VELOCIDAD EN CONVENCIONALES

Respecto de la reducción del limite de velocidad en carreteras convencionales de 100 a 90 km/h, Movimiento140 estima que 'difícilmente tendrá algún reflejo en las cifras de siniestralidad en ese tipo de vías', donde los siniestros más frecuentes (colisión entre vehículos o con elementos estáticos), no requieren de velocidades elevadas para ser fatales.

'Pensemos que dos vehículos con la misma masa colisionando de frente a 90 km/h es cómo si uno de ellos se empotrase contra un muro a 18 km/h. Si se tiene en cuenta que en los 'crash test' desarrollados por los fabricantes de automóviles se experimenta a una velocidad de 60 km/h, ¿habría entonces de fijarse un límite de 30 km/h para que esos accidentes no fueran tan graves?', se preguntan desde la asociación.

En opinión de Movimiento140, 'ha llegado la hora de que los mensajes de prudencia de la DGT tengan como base su credibilidad como organismo que lucha contra la siniestralidad y no como una administración que basa sus logros únicamente en la represión'.