Movilización sindical en Francia contra los ajustes y el tratado europeo

La Confederación General del Trabajo (CGT), el mayor sindicato francés, organiza hoy en solitario una jornada de movilizaciones contra los ajustes que se anuncian en el presupuesto de 2013 y contra el nuevo tratado europeo, que a su juicio va a 'prohibir avances sociales'.

'Todos los sindicatos de Europa se han pronunciado contra ese tratado', subrayó hoy el secretario general de la CGT, Bernard Thibault en una entrevista a la cadena de televisión 'France 2', en la que consideró que este dispositivo europeo impone una reducción del déficit 'demasiado rápida'.

La Asamblea Nacional debe votar esta tarde el tratado presupuestario europeo, cuya tramitación ha puesto en evidencia las discordancias en el seno del Partido Socialista (PS), y algunos de sus diputados votarán en contra del texto o se abstendrán, con lo que es posible que la mayoría necesaria se logre sólo gracias a los votos de la oposición de derechas.

A ese respecto, Thibault señaló que la meta del Gobierno francés de disminuir el déficit al 3 % del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013 significará 'cerrar el grifo de la actividad'.

'Fijar ese objetivo -argumentó- es incompatible con la reducción del paro a partir del año próximo' y 'justifica' la protesta de hoy, que incluye convocatoria de manifestaciones en ocho grandes ciudades del país y huelgas en algunos sectores, como los transportes públicos terrestres.

No obstante, esta mañana tanto la compañía ferroviaria SNCF como la entidad del transporte metropolitano de París RATP indicaban que su actividad era prácticamente normal, con la excepción de una línea del tren de cercanías de la capital, el RER B que conecta entre otros los aeropuertos de Orly y de Charles de Gaulle con el centro de la ciudad.

Thibault dijo esperar 'que nuestra movilización ayude al Gobierno a tomar las buenas decisiones' y criticó al gabinete del presidente francés, el socialista François Hollande, a estar adoptando medidas que únicamente van en la línea de los intereses de las empresas.

También insistió en que 'es inaceptable que multinacionales que son rentables' supriman empleos, y se quejó de que el debate sobre la competitividad de Francia se esté centrando en el costo de la mano de obra.

Preguntado sobre la forma de cubrir el creciente déficit de la Seguridad Social el máximo responsable de la CGT recordó su posición de que 'los ingresos financieros también participen a la financiación de la protección social'.

La movilización de la CGT, a la que no se han querido sumar los otros sindicatos, tiene uno de sus puntos fuertes del día con una concentración junto al Salón del Automóvil de París para denunciar la situación en que se encuentra este sector industrial en Francia, sobre todo tras los anuncios de reducción de plantilla en PSA Peugeot Citroen.

Los mejores vídeos