Mitsubishi tiene que revisar 88.000 vehículos

Algunos Montero ya están siendo revisados en Japón por problemas en los frenos.

La firma automovilística Mitsubishi ha sido acusada recientemente de ocultar las quejas de sus clientes desde hace tres décadas. Ahora la empresa lo ha admitido: su presidente Katsuhiko Kawasoe ha declarado que se han producido "actos ilegales durante mucho tiempo".
Según fuentes del diario Financial Times, el cuarto fabricante nipón de automóviles deberá revisar para reparar un total de 88.000 unidades más. Hace unas semanas Mitsubishi llamó a revisión a cerca de 1.000 unidades del modelo Libero debido a problemas en las luces traseras. Ahora, el Ministerio de Transporte japonés le impone una nueva revisión de vehículos, en esta ocasión de ocho modelos entre los que se encuentran el Lancer y el Galant.
Fuentes de la Agencia Efe han asegurado que, además, ya ha comenzado la reparación de 1.464 vehículos del modelo Montero con problemas en los frenos. Uno de estos vehículos ha provocado un accidente en el Sur de Japón, que ha tenido como resultado dos heridos.
A finales del mes pasado Mitsubishi ordenó la revisión de cerca de 530.000 automóviles con lo que la cifra se elevará a 620.000 unidades, cuya reparación ascenderá a unos 5.000 millones de yenes (8.172 millones de pesetas). El Ministerio de Transporte nipón, por otra parte, ha anunciado su intención de llevar a Mitsubishi ante los tribunales para que explique por qué ocultó las quejas de sus clientes durante treinta años.
Desde el gabinete de Prensa de la marca en España aún no se ha desmentido, ni confirmado nada, a la espera de las noticias desde la casa matriz en Japón.

Los mejores vídeos