Mitsubishi se tomará más tiempo para desarrollar sus vehículos

Desde hace casi dos años, cuando se descubrió que durante más de dos décadas había ocultado de forma sistemática fallos en sus vehículos, Mitsubishi atraviesa su particular vía crucis: llamadas a revisión, registros policiales, dimisiones... El fabricante japonés no está dispuesto a reproducir sus viejos errores y ha asegurado que, a partir de ahora, alargará su proceso de producción.

Mitsubishi se tomará más tiempo para desarrollar sus vehículos
Mitsubishi se tomará más tiempo para desarrollar sus vehículos

Si hasta ahora transcurría una media de 30 meses desde que se ideaba un producto hasta que se ponía a la venta, ahora, según ha anunciado Mitsubishi, este tiempo se prolongará durante, por lo menos, otros 10 meses.

Con esta medida, la marca nipona empieza relanzar la calidad de sus vehículos, una calidad que se ha puesto en entredicho después del escándalo abierto tras más de veinte años de ocultación de fallos de manera sistemática.

Marcus Schwill, su director general, ha asegurado que, al final, este nuevo sistema supondrá un ahorro de tiempo. "Hemos descubierto que los problemas pueden surgir porque los cambios se introducen en las últimas fases de producción", algo que ahora no será necesario al pasar por más mecanismos de control.

En definitiva, en Mitsubishi están convencidos de que más vale prevenir que curar. La ocultación de las quejas de más de 64.000 clientes todavía colea, a pesar de que costó el puesto a su entonces presidente (Katsuhiko Kawasoe), provocó registros policiales, numerosas llamadas a revisión e, incluso, que la marca tuviera que vender a precio casi de saldo sus acciones a su nuevo patrón, DaimlerChrysler.

Ahora, la multinacional germanoamericana apoya la actitud de su filial, que ha recibido el respaldo de sus directivos para que desarrolle sus sistemas de control.