Mitsubishi revisará más de 1.600 vehículos en España

La campaña mundial de revisión de vehículos de Mitsubishi también afecta a España. En nuestro país, el fabricante japonés reparará 1.670 vehículos. Los automóviles llamados a revisión son los modelos Galant y Eclipse fabricados entre 1993 y 1996.

Mitsubishi revisará más de 1.600 vehículos en España
Mitsubishi revisará más de 1.600 vehículos en España

Más de 1.600 unidades de Galant y Eclipse fabricados entre el 93 y el 96 tendrán que pasar por los talleres de Mitsubishi para ser sometidos a una revisión, ya que se ha detectado un fallo en el sistema de amortiguación de estos vehículos. Según la marca, se trataría de un "defecto en el sellado de la rótula del brazo inferior de la suspensión delantera". Esta tara puede provocar una entrada de agua en la rótula y acelerar su desgaste.
Mitsubishi quita hierro al tema y asegura que "en ningún caso" puede afectar a la seguridad del vehículo. Según los datos de este fabricante, en toda Europa, donde se han vendido 82.000 unidades, no se tiene noticia de ninguna incidencia por este motivo.
La marca insiste que, incluso en Estados Unidos, donde hay 956.000 vehículos, este problema ha afectado a 23 automóviles. Esto supone un 0,0024 por ciento de incidencias en un país que no cuenta con ITV.
En el mercado estadounidense, la revisión también afecta a 394.000 vehículos Chrysler, Dodge y Eagle, que fueron ensamblados por Mitsubishi. DaimlerChrysler posee el 34 por ciento de esta compañía.
El presidente de la automovilística japonesa, Takashi Sonobe, ha señalado que en Japón los vehículos afectados eran unidades específicas para este mercado, además de los Pajero (en España se comercializan bajo la denominación de Montero). En la revisión que se llevará a cabo en el país asiático, los problemas parecen estar relacionados con los airbag y la dirección.
Estos son los datos, pero también se sabe que Mitsubishi revisará más de millón y medio de vehículos en todo el mundo. A este fin destinará 26.444 millones de pesetas, una cantidad con la que espera lavar su imagen.
Ésta es la segunda llamada a revisión de la marca desde que el año pasado saltara a la luz que Mitsubishi había ocultado durante treinta años las quejas de sus clientes por los defectos de sus automóviles.
En su primera reparación, efectuada hace menos de un año, se estudiaron cerca de un millón de vehículos, para lo que se destinaron cerca de 18 mil millones de pesetas.