Mitsubishi retira voluntariamente 33.000 Pajero

La firma japonesa ha comenzado la retirada voluntaria de más de 33.000 unidades del Pajero en Japón para proceder a su reparación después de haber observado un problema de frenos.

El fabricante japonés de automóviles Mitsubishi Motors ha comenzado una llamada a revisión de 33.014 unidades de su todo terreno Pajero (Montero en España), debido a un fallo en los frenos del modelo que ha causado catorce accidentes leves en el último año. Además, según han informado fuentes de la empresa, se han producido 258 quejas particulares al respecto.

Mitsubishi culpa del problema al desgaste de algunas piezas del sistema de frenado hidráulico, que provoca el endurecimiento del pedal y dificulta los frenazos repentinos.

Todos los vehículos retirados voluntariamente, tal y como remarca la compañía, pertenecen a la remesa ensamblada entre agosto de 1999 y este mismo mes de julio.

La transparencia demostrada en esta ocasión por la compañía contrasta con el descubrimiento del ministerio de Transporte e Infraestructura, el pasado año, de que Mitsubishi había ocultado sistemáticamente defectos de fabricación en sus productos durante más de tres décadas. Posteriormente, obligó a la firma a retirar más de 628.000 vehículos.