Mitsubishi prepara una ofensiva europea de productos

Mitsubishi prepara su ofensiva de productos en nuestro continente. Durante los próximos cuatro años llegarán casi una docena de vehículos, entre rediseños y nuevos automóviles.

La firma oriental Mitsubishi está preparando una impresionante ofensiva de productos para Europa. Según Thomas Weigand, vicepresidente de Ventas y Márketing de Mitsubishi Europa, llegarán al Viejo Continente 12 nuevos modelos en los próximos cuatro años. El objetivo es alcanzar una cuota de mercado del 2 por ciento, es decir, incrementar la actual en un 1,1 por ciento.

Las ventas de la marca de los tres diamantes durante el pasado año 2001 alcanzaron las 213.000 unidades, las nuevas previsiones se sitúan en las 300.000 para el año 2005. Entre enero y mayo, según los últimos datos facilitados por la ACEA (Asociación de Constructores Europeos de Automóviles), ascendieron a 55.263 unidades, un 10,6 por ciento menos que en los cinco primeros meses del pasado año, cuando se registraron 61.809 unidades vendidas en Europa.

Sin embargo, los nuevos modelos incluyen rediseños, es decir, no se trata de una docena de vehículos totalmente nuevos. El primer "lavado de cara" será el del Space Star, que se ensambla en la ciudad holandesa de Born por la compañía NedCar. El rediseño se podrá ver durante el próximo mes de julio.

Entre los planes de Mitsubishi está una alianza con Dutch-built NCC, que servirá como impulso para el desarrollo del centro de Diseño en Trebur (Alemania). Por otro lado, en las líneas de NedCar se ensamblará el Carisma, además de otros vehículos de otras marcas, como los Volvo S40 y V40 y la versión de cuatro puertas del smart.

Los motores que equiparán los nuevos modelos procederán de una nueva planta de motores en Alemania denominada MDC (Mitsubishi DaimlerChrysler). Allí se diseñarán dos propulsores de 1,1 y 1,3 litros de cilindrada y de gasolina y algunas mecánicas Diesel. Cuando llegue 2003 se conseguirá una producción anual en esta factoría de 300.000 propulsores al año.

Entre los planes orientales para este continente también está la presentación de un todo terreno urbano, el Airtrek, en abril próximo. Pero, sin duda alguna, tres son los pilares sobre los que se basa la estrategia: el rediseño del Pajero (Shogun o Montero, según los mercados), que estará a cargo del carrocero Pininfarina; la reorganización de la estructura europea; y un impulso a la distribución, con el fin de incrementar la red en un 5 por ciento.

El pick-up más vendido de la marca en Europa, el L-200, no será ensamblado, por el momento, en este continente, según las mismas fuentes.

En definitiva, "estamos seguros que nuestros resultarán atractivos", según Weigand.