Mitsubishi planea recortar sus gastos y su plantilla

Mitsubishi intenta lavar su imagen tras los escándalos relacionados con las revisiones de los vehículos que se efectuaron en los últimos meses del pasado año.

La firma automovilística Mitsubishi ha anunciado su intención de recortar su plantilla un 15 por ciento, lo que afectaría a un total de 9.600 trabajadores. Según un diario japonés, la marca intenta reducir sus gastos para equilibrar su balanza monetaria, después de cerrar el pasado año con pérdidas de 140.000 millones de yenes (221.200 millones de pesetas).
La semana pasada se conocía una nueva llamada a revisión cuyos gastos de reparación le costarán a Mitsubishi cerca de 17.000 millones de yenes (26.860 millones de pesetas). Esta firma pertenece, en un 34 por ciento, a DaimlerChrysler, que planea reducir los gastos un 30 por ciento, lo que podría suponer mayores recortes de plantilla.
Un portavoz de Mitsubishi, por su parte, ha declarado que la empresa no va desvelar sus planes futuros por el momento y que a finales de este mes de febrero anunciará definitivamente sus intenciones.