Milán pierde el 1,04 % ante los decepcionantes datos de empleo en EEUU

La Bolsa de Milán cerró hoy a la baja y su índice selectivo FTSE MIB retrocedió un 1,04 por ciento, hasta los 12.739,98 puntos, lastrada por los decepcionantes datos sobre empleo de Estados Unidos, que aumentaron la preocupación de los inversores sobre el estado de la economía global.

Por su parte, el índice general FTSE Italia All-Share cedió un 1,07 por ciento y cerró en los 13.680,50 puntos.

En una sesión en la que parecía que los índices lombardos iban a resarcirse de las pérdidas de los últimos días, finalmente la Bolsa de Milán, en línea con las otras grandes plazas europeas, terminó sucumbiendo al pesimismo de los inversores.

La marcha de las últimas horas de sesión de este viernes se vio ensombrecida por la difusión en EEUU de sus datos sobre el mercado laboral en mayo, cuando solo se crearon 69.000 empleos en la primera potencia económica, muy por debajo de los 150.000 que esperaban los analistas.

Según el Departamento de Trabajo estadounidense, esta es la cifra más baja de los últimos meses y llega acompañado de una tasa de desempleo del 8,2 % en el mismo mes, una décima superior que el mes anterior, muestra de que la economía estadounidense no termina de repuntar.

Esto y la mala reacción de Wall Street fueron decisivos para el cierre en rojo de Milán, que había conseguido más o menos no sucumbir ante la difusión a primera hora de los datos récord de desempleo en la eurozona en abril pasado, incluida una Italia, donde se situó la tasa de paro en el 10,2 % ese mes.

En algún momento de las últimas horas de cotización de hoy, cuando la prima de riesgo italiana cerró en los 454 puntos básicos, el selectivo milanés llegó a tocar el nivel más bajo desde su creación, en los 12.617 puntos, cuatro menos que los registrados el 9 de marzo de 2009, durante la anterior recesión económica.

En medio de la desaceleración de la actividad de la industria en las principales economías y la caída de las matriculaciones de coches, el sector industrial fue uno de los más perjudicados por la desconfianza de este viernes, junto a unas energéticas que siguen acusando la caída de los precios del crudo.

Así, la firma de moda Salvatore Ferragamo protagonizó el peor resultado del día en el FTSE MIB, con un retroceso del 5,86 por ciento, al que le siguió la bajada del 5,36 por ciento de la fabricante de tubos de acero para la industria energética Tenaris.

Por detrás quedaron la eléctrica A2A, que perdió el 5,17 por ciento; la petrolera Saipem, que cedió un 4,39 por ciento, y la automovilística Fiat Industrial, que se dejó un 4,12 por ciento.

Los valores refugio de este viernes de dudas sobre la llamada economía real fueron, principalmente, los del sector financiero, entre ellos los bancos Mediobanca ( 3,69 %), Banca Popolare di Milano ( 2,12 %) y Banca Popolare di Emilia Romagna ( 1,49 %), así como la aseguradora Generali, que ganó un 3,35 por ciento.

En la Bolsa de Milán cambiaron de manos hoy 1.045 millones de acciones, por un valor de 2.211 millones de euros.

De las 312 empresas que cotizaron este viernes en el parqué milanés, 97 cerraron con subidas, 202 con bajadas y 13 permanecieron sin cambios.

Los mejores vídeos