MG Rover trata de estrechar lazos con los proveedores

MG Rover busca formas para la reducción de costes, después de que analistas del sector aconsejaran al fabricante recortar gastos si deseaba sobrevivir en el mundo de la automoción. Por ello, adoptará una fórmula de producción ya trillada en otros mercados como el sudamericano o el centroeuropeo: compartir gastos de desarrollo con la industria auxiliar.

El fabricante de vehículos británico MG Rover está en conversaciones con varias firmas de la industria auxiliar de la automoción, para que éstas participen en el desarrollo de su nuevo modelo de tamaño medio. Según fuentes internas, la compañía pretende compartir los 350 millones de libras (93.070 millones de pesetas) destinados a este proyecto.

La firma confía en que proveedores como el canadiense Magna o los estadounidenses ArvinMeritor y Lear Group se unan al lanzamiento del nuevo modelo que reemplazaría a la caduca generación del Rover 45. De llegar a un acuerdo, estas empresas serían invitadas a montar instalaciones propias en la factoría de Longbridge, cerca de Birmingham, y a invertir en el diseño y la mecánica de lo que constituirá el modelo de mayor producción del fabricante.

De lograr su objetivo, MG Rover se convertiría en el primer constructor del occidente europeo en adoptar este método de producción en el que los proveedores asumen parte del coste y del riesgo de desarrollo de ciertas partes de los nuevos vehículos, como el puesto de conducción o los sistemas de suspensión. Esta fórmula ya ha revelado su efectividad en Centroeuropa y en Sudamérica.

Por ejemplo, en Brasil, General Motors lleva a cabo un proyecto similar, conocido como Blue Macaw, por el que los fabricantes de componentes primarios realizan sus actividades de montaje en la factoría de Porto Alegre. El resultado ha sido el modelo conocido como Celta, en exclusiva para el mercado local.

En un principio, el sustituto del Rover 45 saldrá en 2004 y se producirán de él 150.000 unidades. Será el primer modelo desarrollado en su totalidad por la compañía.