MG Rover llama a revisión a su deportivo estrella, el MGF

La firma británica MG Rover se ha visto obligada a llamar a revisión a su modelo deportivo MGF, debido a la detección de unos problemas de seguridad. En concreto, el fallo se centra en los airbag, susceptibles de desplegarse sin necesidad de colisión.

Los modelos afectados pertenecen todos a la remesa vendida en Europa entre los meses de septiembre de 2000 y de 2001, alrededor de 7.000. En España, la medida afectará a 88 unidades comercializadas entre esas fechas. La distribuidora española de la marca británica ha señalado que los distintos concesionarios de su red se pondrán ahora en contacto con los distintos propietarios para proceder a la reparación.

La noticia fue divulgada el pasado miércoles por el diario británico The Guardian Unlimited, que en la información publicada recogía que la compañía había enviado, a comienzos de esta semana, una carta a los propietarios de estos vehículos para que los llevasen a los concesionarios más cercanos con el objeto de examinar gratuitamente los coches.

El rotativo señalaba, además, que el fallo se debía, en lugar de a los airbags, a los pretensores de los cinturones de seguridad controlados eléctricamente.

Un portavoz de la compañía señaló que los problemas habían sido descubiertos sólo en seis coches. "Con esta llamada a revisión MG demuestra que no le importa lo pequeño que sea el problema sino que además se toma la seguridad de nuestros clientes muy seriamente", aseguró.