¿Merece la pena utilizar el cinturón de seguridad?

La pregunta que enunciamos en el título de nuestra información es retórica: por supuesto que merece la pena utilizarlo y a las frías estadísticas nos remitimos. Nos ahorraríamos 1.000 muertes al año, si todo el mundo lo empleara.

Entre enero y septiembre han perdido la vida en nuestras carreteras 1.686 personas. De ellas 542 no llevaban puesto el cinturón o un sistema de retención adecuado en el caso de los niños.Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), se salvarían 1.000 vidas al año si todos los conductores se abrocharan el cinturón. Como las estadísticas no calan en la sociedad, los responsables de Tráfico han anunciado una dura campaña de detección y sanción de esta infracción en la segunda quincena de este mes de octubre.

Entre el 17 y el 30 de octubre, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico prevén realizar controles a 200.000 vehículos. El objetivo es claro: si ponerse el cinturón reduce el riesgo de muerte tras un accidente, todo el mundo tiene que abrochárselo.

La campaña “No podemos abrocharnos el cinturón por ti" se desarrollará entre los días 17 y 30 de octubre. Durante este periodo la Guardia Civil va a vigilar intensivamente el uso de los sistemas de retención; su incumplimiento está castigado con una pena pecuniaria de 300 euros. Pero no sólo la Benemérita va a dedicarse a estas labores: desde la DGT se ha invitado a los cuerpos de seguridad autónoma de Cataluña y País Vasco (Mossos d’Esquadra y Ertzaina), a los ayuntamientos de más de 5.000 habitantes y a las ciudades autónomas de Ceuta y de Melilla. Esta no es la primera campaña que Tráfico ha realizado centrada en esta materia. En la anterior, que se llevó a cabo en junio, se controlaron 670.000 vehículos y, de ellos, se multaron a 7.000 personas o bien por no llevar el cinturón puesto, o bien por llevar a los niños sin los sistemas de retención adecuados.

En Semana Santa, un 50 por ciento de los muertos no llevaba puesto el cinturón, En el acumulado del año, la cifra desciende hasta un 35 por ciento, pero continúa siendo preocupante, muy preocupante.El artículo 117 del Reglamento General de Circulación fija que el uso de cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados correctamente abrochados es obligatorio para el conductor y los pasajeros, tanto en vías urbanas como interurbanas.

El incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave. Se sanciona con multa de hasta 300 euros. La reformada Ley de Seguridad Vial, que contempla el sistema de permiso para conducir por puntos, prevé la pérdida de dos puntos de crédito por esta infracción cuando dicho sistema entre en vigor el próximo verano.
Fuente: DGT