Mercedes, investigada en EE.UU. por fijar precios con los concesionarios

Las autoridades norteamericanas han abierto una investigación para descubrir si Mercedes Benz pactó los precios de sus vehículos con sus concesionarios en el área de Nueva York entre 1992 y 1999.

Desde la Administración se sospecha que la marca alemana, una firma contable y 27 concesionarios de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut llegaron a un acuerdo para fijar los precios de los vehículos y de esa manera evitar la competencia entre ellos. Según estas mismas fuentes, hombres de Mercedes dieron "órdenes explícitas para evitar la competencia en los precios y amenazaron con castigar a aquellos concesionarios que no cumplieran con esas órdenes".

Una portavoz de la automovilística germana ha indicado que "creemos que las acusaciones no tienen sustancia". A pesar de esto, las acciones de DaimlerChrysler, que agrupa a la citada Mercedes y a DaimlerChrysler, han bajado de valor de forma rotunda.

Ésta no es la primera vez que la marca de la estrella se ve inmiscuida en este tipo de asuntos. El pasado octubre, la Unión Europea multó con 72 millones de euros (11.980 millones de pesetas) a DaimlerChrysler por una serie de cargos entre los que estaba el de fijar precios en los concesionarios belgas entre 1995 y 1999.