Mercedes Benz llama a revisión 195.000 vehículos en Europa

Los modelos C 200 D, C 220 D y C 250 Turbodiésel de Mercedes, fabricados entre 1993 y 1996, deberán someterse a una revisión para detectar posibles fisuras en el tubo de escape.

La marca alemana Mercedes Benz avisará a los 195.000 propietarios de modelos C 200 D, C 220 D y C 250 Turbodiésel, para que lleven sus coches a los servicios oficiales de la marca. Los turismos, fabricados entre 1993 y 1996, deben someterse a una inspección del sistema de escape como medida de precaución.
En casos aislados de los modelos Diesel de la anterior Clase C se han observado pequeñas fisuras al final del tubo de escape en unidades con muchos kilómetros recorridos. En la revisión, se controlará el cordón de soldadura en el silenciador posterior. Los talleres oficiales controlarán todo el tubo de escape y procederán a la sustitución de las piezas afectadas.
Los costes de revisión y reparación serán asumidos por el fabricante. La mitad de los vehículos afectados se comercializaron en el mercado alemán, en España tendrán que pasar por el taller unas 4.600 unidades. Mercedes Benz calcula que esta operación le costará unos 3.145 millones de pesetas en toda Europa.
La marca alemana, además, deberá revisar 23.000 vehículos en diversos países asiáticos con el fin de comprobar la servodirección de los Clase S y Coupés CL fabricados hasta finales de mayo de 2000. En situaciones de extrema exigencia, como girar a tope el volante y en esa posición forzarlo repetidas veces, se puede aflojar la conexión que lleva el aceite a presión hasta la bomba de la servodirección. Este hecho puede provocar falta de estanqueidad.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.