Medio millar de funcionarios se concentra en San Caetano para exigir a Feijóo 'que cese en su campaña de desprestigio'

Más de 500 funcionarios se han concentrado este jueves a las puertas del complejo administrativo de San Caetano, en Santiago de Compostela, convocados por la junta de personal y del comité de empresa de Servicios Centrais de la Xunta de Galicia, para exigir al titular del Ejecutivo autonómico, su 'jefe y compañero' Alberto Núñez Feijóo, 'que cese en su campaña de desprestigio' a los empleados públicos.

Poco tiempo después de la celebración de la reunión semanal del Gobierno gallego, a las 11.00 horas, medio millar de personas han hecho visible, de este modo, su 'indignación y hartazgo' por las declaraciones hechas por Núñez Feijóo a los medios de comunicación en los últimos días, en respuesta a sus protestas por el retraso en el pago de las nóminas y sobre el grado de absentismo de estos profesionales.

'Mentiras' del titular de la Xunta, en palabras de la presidenta de la junta de personal, Pilar de Celis, que ha exigido a Núñez Feijóo 'una rectificación y disculpas' mediante la lectura de una carta que, a continuación, los funcionarios han remitido al número uno del Gobierno gallego.

En concreto, y dado que Feijóo se encontraba en esos momentos a punto de ofrecer la habitual rueda de prensa posterior al Consello, el director xeral de Función Pública, José María Barreiro, ha indicado su disposición 'en nombre del presidente y del Gobierno de la Xunta' a recoger las reclamaciones de los empleados públicos.

'No hay ningún problema en recoger el escrito y transmitírselo al presidente, que lo leerá con gran atención y contestará después a las peticiones de los empleados públicos', ha subrayado el responsable gallego de Función Pública en declaraciones a los periodistas.

'¡HAI QUE AFORRAR, OS CUARTOS DE BALTAR!'

'¡Non, non, non, á privatización!'; '¡A nosa dignidade, non é recortábel!'; '¡Si es funcionario, non se che nota!'; '¡Feijóo, prendiches o lume, saca a mangueira!' y '¡Hai que aforrar, os cartos de Baltar!' han sido algunas de las consignas que se han podido leer en numerosos pancartas y que han gritado los manifestantes, que se han concentrado por espacio de unos 25 minutos frente a la entrada posterior de la Xunta.

Durante este tiempo, Pilar de Celis ha dado lectura a la misiva que pretenden hacer llegar a Alberto Núñez Feijóo, en la que le advierten: 'Señor presidente, estamos abiertos al diálogo, pero, ante futuros ataques, nuestra respuesta será contundente'.

Al respecto, se preguntan si 'alguien se imagina' a Amancio Ortega o a la dirección de Citröen 'hablando mal' de sus trabajadores, algo que sí atribuyen al presidente de la Xunta y, 'lo peor, es que, además, no responde a la realidad'. COMENTARIOS 'FALSOS E INJURIOSOS'

Sus comentarios a la prensa son 'falsos e injuriosos', denuncian, y le indican, a continuación, que 'ningún sindicato está en contra del control horario' y que este 'problema' no es mayor en la Administración que en una empresa privada.

Asimismo, apelan a la condición de empleado público de Núñez Feijóo y le critican porque, 'cuando se tiene todo gratis, es fácil hablar'. Los funcionarios aducen en la carta que los bancos y cajas 'a los que el Gobierno entrega dinero público no esperan un solo día para cobrar las hipotecas y los recibos'. Facturas, agregan, que a lo mejor 'le suenan a chino' al titular de la Xunta.